Saltar al contenido
Trazando Ruta

Qué ver en Bangkok en 3 días: día 2

 

Día 2

Después de visitar las atracciones principales en tu primer día a Bangkok, puedes dedicar el segundo día a visitar el barrio chino, el templo del amanecer o Wat Arun, y el mercado de las flores.

Si en tu guesthouse el desayuno no está incuido, o bien si llevas mucho tiempo empezando el día con un plato de noodles y/o arroz, y te apetece una toma de contacto occidental, puedes ir a desayunar a una de las múltiples cafeterías de la ciudad.

Cada mañana nacemos de nuevo. Lo que hacemos hoy es lo que más importa. — Buda Clic para tuitear

Si te alojas al norte de Rattanakosin, te recomiendo el Snoozy Coffee House (TripAdvisor review). Es una cafetería chiquitita en la que te puedes sentar a tomar un buen café, comerte unos pancakes, un croisant o un sandwich y planear tu día con la wifi del local.

Una vez planeado el día, por la mañana puedes empezar visitando otro de los imprescindibles en tu paso por Bangkok: el templo del amanecer o Wat Arun.

Templo del Amanecer (Wat Arun)

Wat Arun Bangkok, entrada
Wat Arun Bangkok, entrada
💶 Precio: 50 Bahts (actualizado 2017)
🕑 Horario: abierto todos los días desde las 08:30 a las 18:00h. (actualizado 2017)
💡 Tip: recuerda del protocolo de vestimenta siempre que visitas un templo (hombros y piernas tapadas)
 

El Wat Arun o templo del amanecer es una de las construcciones más bonitas que podrás ver en Bangkok. No es sólo idílica porqué está al lado del río Chao Phraya, sino porque arquitectonicamente es un tanto diferente de los estilos a los que estás acostumbrado.

Wat arun Bangkok, desde el río Chao Phraya
Wat arun Bangkok, desde el río Chao Phraya

Pero, ¿por qué se le llama templo del amanecer ?

La historia del templo se remonta en tiempos de Ayutthaya. Para entonces, el templo se conocía bajo el nombre de Wat Makok. Cuando Ayutthaya cayó en manos birmanas, el rey Taksin trasladó la capital del país a Thonburi (posteriormente, ya contamos que Rama I la volvió a trasladar). Pues bien, Taksin aprovechó para re-nombrarlo a Wat Arun o templo del amanecer.

Se cree que le puso «templo del amanecer» en honor al momento en el qué Taksin llegó a Thonburi.  La llegada al amanecer, más la belleza que debió de irradiar con el reflejo de la luz a ese momento de la mañana, le hizo rebautizar el templo. Además, antes de que Rama I trasladará la capital al lado este del río Chao Phraya, albergaba el Buda Esmeralda.

El templo Wat Arun está compuesto de una torre central o prang y 4 torres más bajas que la rodean. La torre central, mide unos 80 metros aproximadamente y la terminó de construir el rey Rama II durante su reinado.

Tiene una decoración muy particular. Su superficie está toda recubierta de conchas, cristales de colores y por piezas de porcelana china, que llegaron a la ciudad a bordo de barcos chinos fruto del comercio con Bangkok.

Wat Arun Bangkok detalles
Wat Arun Bangkok detalles
Se cree que el Prang principal representa el monte Meru, que es una montaña sagrada en varias culturas como el hinduismo y el budismo y es, además, según la cosmología hindú, el centro del universo. Los otros 4 prangs (torres más bajitas que circundan al prang mayor), representan el dios del viento o Phra Phai
Wat Arun Bangkok, Prang lateral
Wat Arun Bangkok, Prang lateral

Si la torre principal no la están rehabilitando, puedes subir por unas escaleras empinadas y estrecha hasta la parte superior, en las que tendrás unas vistas de Bangkok inolvidables. Si está bajo andamios, como me lo encontré yo cuando fui (2017), puedes subir hasta alguno de los otros niveles y avistar igualmente el río Chao Phraya y la ciudad.

Wat Arun Bangkok
Wat Arun Bangkok

¿Cómo llegar a Wat Arun / templo del amanecer?

Para llegar al Wat Arun o templo del amanecer, tendrás que cruzar hasta la orilla oeste del río Chao Phraya en barco. A lo largo de todo el río hay multitud de puertos en los que te puedes subir e ir dónde te apetezca (siempre que tenga puerto, claro está). Para navegar por el río tienes dos opciones:

  • Ferry que cruza el río (de un margen al otro) ( tu opción para visitar Wat Arun )
  • Chao Phraya Express (opción para navegar por él e ir a alguna de las paradas más lejanas o simplemente darte una vuelta en barco)

Para visitar Wat Arun, tendrás que coger el ferry que te lleva al otro lado del río. Se coge en el puerto de Ta Thien, que está justo al lado del templo Wat Pho. Cruzar desde Ta Thien hasta Wat Arun, ida y vuelta te costará 8 Baths (4 Baths por viaje).

Te dejo también un mapa de las dos opciones, tanto de los ferrys que sólo cruzan el río (línea discontinua roja) com el Chao Phraya Express (línia discontinua azul). Así como también la web del Chao Phraya Express, en inglés, para que veas las líneas, horarios y precios, por si te apetece darte una vuelta por el río.

Transporte ferry río Chao Phraya Bangkok
Foto de Globe-trotter/CC BY-SA 3.0

Mercado de las flores (Phak Khlong Talad)

Mercado de las flores Bangkok, rosas
Mercado de las flores Bangkok – Bolsas de rosas
💶 Precio: GRATIS
🕑 Horario: abierto las 24 horas al día.
💡 Tip: depende de qué experiencia busques, puedes ir:
🌞  Mañana: si quieres visitar el mercado, comprar algunas flores o simplemente pasear, visítalo por el día.
🌙 Noche: si lo que buscas es ver el ajetreo y la compra-venta, se recomienda ir entre las 03:00 – 04:00 de la madrugada.

Después de visitar el Wat Arun, y de camino al Barrio Chino, puedes ir a visitar el bullicioso e inagotable mercado de las flores.

Vas a experimentar una explosión de colores y olores: orquídeas, rosas, jazmines, margaritas, lirios…. inundan el ambiente con un fuerte olor floral y, éste, contrasta con la otra parte del mercado, lleno de hortalizas y frutas.

Mercado de las flores Bangkok, flower stall
Mercado de las flores Bangkok
Mercado de las flores Bangkok, hojas lima kaffir
Mercado de las flores Bangkok – Hojas lima kaffir

El mercado de las flores está abierto todo el día aunque, es antes del amanecer, que se presenta más animado; los comerciantes reciben miles de flores en grandes camiones procedentes de cultivos locales o importadas y negocian, compran, venden y el mercado se vuelve caótico. En cambio, por el día, los vendedores se dedican a preparar las flores en bolsas, paquetes, guirnaldas o ramos y a realizar arreglos florales de todo tipo.

Mercado de las flores Bangkok, guirnaldas
Mercado de las flores Bangkok, – Elaboración de guirnaldas
Mercado de las flores Bangkok, - Coronas
Mercado de las flores Bangkok, – Coronas

En Tailandia las flores se usan como ofrenda a las distintas deidades que puedes encontrar en los templos, así que, cuando visites dichos templos, piensa que la mayoría de flores que ves, han pasado por el Phak Khlong Talad o mercado de las flores.

No sólo vas a encontrar flores dentro del mercado, sino que, a lo largo de la misma calle y, alrededor de ésta, el color y olor se prolongan por las múltiples tiendecitas.

Mercado de las flores Bamgkok.
Mercado de las flores Bamgkok.

Barrio Chino 

Una de las cosas que sin duda no te puedes perder en tu visita a Bangkok, es Chinatown o barrio chino.

La comunidad china, desde que llegó a Bangkok hace ya varios siglos, ha tendido a no mezclarse con la gente local y esto ha dado origen, tanto aquí como en muchísimas ciudades en el mundo, al barrio chino o Chinatown.

Una vez allí, tendrás la plena sensación de haber salido de Tailandia y de estar en alguna ciudad del país más poblado del mundo: carteles todavía más indescifrables si cabe, tráfico, tuk-tuks, coches, motos, gente, más gente, bicis, carritos de comida empujados sin miramientos, farolillos rojos, dragones y una mezcla de contaminación, incienso y comida que ahogan el aire.

China town bangkok, streets
Calles de Chinatown Bangkok

Sin embargo, una vez sales de las grandes arterias de Chinatown, y empiezas a callejonear, la contaminación mengua y el olor a mercado, a comida, y a aceite frito, predomina en el ambiente.

China town Bangkok, food stall
Chinatown Bangkok – tienda de comida

Mercado de Sampeng

Un mercadillo chino con todas sus letras. Abarca desde ropa, a joyas y bisutería, juguetes, electrónica, comida, dulces, zapatos, souvenirs…

Situado a lo largo de la calle Soi Wanit 1, podrás ver cómo es la vida cotidiana de este agitado barrio de Bangkok; por sus estrechas calles, verás comerciantes vender sus piezas, turistas y locales en fila india yendo de una tienda a otra y, aunque la calle es un tanto ajustada, esto no impide el paso de hombres tirando de carritos con su mercancía, con comida, o bien de bicis sorteando personas.

¿Lo mejor qué puedes hacer? Perderte por el mercado, encontrar sus distintas salidas y explorar los alrededores.

Chinatown, Bangkok
Chinatown, Bangkok

Templo del Buda dorado (Wat Traimit)

Wat Traimit Bangkok
Wat Traimit Bangkok
 
💶 Precio:
🙏 Entrada para ver el buda de oro, 40 baths. (actualizado 2017)
🎫 Entrada al museo de historia de la comunidad china, 10 baths. (actualizado 2017)
🕑 Horario:  08:00 – 17:00 h. (actualizado 2017)
💡 Tip: Hombros y piernas tapadas, recuerda que es un templo.

La mayor representación de buda sentado hecho de oro de todo el mundo. Sí, como lo lees. La más grande en oro macizo de 18 kilates, mide 3 metros de altura y pesa 5,5 toneladas. Ahí es nada. Pero es que además, como muchos grandes descubrimiento de la historia, el que fuese de oro, fue un hallazgo totalmente fortuito.

El gran buda de oro, es una pieza del siglo XIII – XIV , que para protegerla de los saqueadores birmanos, estuvo escondida bajo estuco  durante muchos años, y así aparentar un valor mucho menor. Fue cambiando de lugar hasta que se decidió ponerla en Wat Traimit.

Wat Traimit, antes de albergar el gran buda de oro, era un tranquilo templo budista (de la corriente Theravada) que de la noche al día, pasó del olvido a la memoria.

Wat Traimit Bangkok
Wat Traimit Bangkok

El buda de oro, bajo la piel de estuco, llegó a Wat Traimit al 1935. Al 1955, se decidió cambiarlo de lugar y ponerlo en una posición más elevada, momento en qué cayó al suelo y se rompió. Bajo el estuco, cuál milagro se tratara, resplandecieron y brillaron unas piezas que, en su totalidad, formaron el gran buda de oro.

Buda de oro Wat Traimit Bangkok
Buda de oro Wat Traimit Bangkok
El gran buda de oro, está sentado en la posición de «Bhumisparsha», «tocando la tierra». La mano derecha señala hacia abajo tocando ligeramente con los dedos la tierra y apoyada en la rodilla derecha, mientra la mano izquierda está apoyada en su cuerpo con la palma mirando hacia arriba, hacia el cielo. La historia narra que el demonio Mara y su ejercito, se presentaron a Buda mientras éste meditaba bajo el árbol de Boddhi, reclamando cómo Mara había llegado a la iluminación y merecía ser reconocido por Buda. Buda tocó con los dedos la tierra, que era testigo de quién había llegado a la iluminación, y ésta rugió a favor de Buda, por lo que Mara desapareció. El mudra Bhumisparsha conmemora la victoria de Buda bajo la tentación del diablo Mara, de su firmeza y de su determinación.

De valor incalculable, el gran buda de or0, es una de las perlas de Chinatown que tienes que visitar sí o sí.

Wat Mangkon Kamalawat (Wat Leng Noei Yi)

Wat Mangkon Kamalawat Bangkok
Wat Mangkon Kamalawat Bangkok
 
💶 Precio: Gratis
🕑 Horario:  09:00 – 17:00 h.
💡 Tip: Hombros y piernas tapadas, recuerda que es un templo.
 

También conocido como Wat Leng Noei Yi, el Wat Mangkon Kamalawat es el templo chino budista (de la corriente Mahayana) más reconocido e importante de la ciudad de Bangkok.

Nada más acercarte, los 4 guerreros chinos custodian la puerta de entrada. Además de ellos, los dragones, las flores de loto, los dibujos que pintan las paredes y un cargado olor a incienso te acompañará durante toda la visita.

El templo fue fundado al 1871 bajo el nombre de Wat Leng Noei Yi y, durante el reinado de Rama V le cambió el nombre al actual, que significa «templo del dragón de loto», aunque el primer nombre no ha desaparecido del todo ya que la comunidad china local sigue conociéndole por Wat Leng Noei Yi.

Es el centro de mandos de las celebraciones chinas, como por ejemplo cuando se festeja el año nuevo, así que si caes en Bangkok por estas fechas, el barrio Chino y en concreto, este templo, tienen que ser una verdadera joya festiva.

Puerta de China

Puerta de China, Bangkok - entrada oeste Chinatown
Puerta de China, Bangkok – entrada oeste Chinatown

Una puerta ornamental al más puro estilo chino da la bienvenida a Chinatown por su parte oeste. Se construyó al 1999, y está en medio de una rotonda por la que el incasable tráfico no deja de pasar, aunque, si aprietas el botón de tu cámara en el momento idóneo puedes sacarle una buena foto.

Parque Romaneeart

Es un parque situado a la punta este de Chinatown  y es un lugar idóneo para descansar después de tu visita al barrio chino y a Pahurat (Little India), antes de volver a tu alojamiento.

Tiene varios bancos y zonas ajardinadas en las que seguramente vas a ver locales paseando e incluso practicando Tai Chi a la sombra de un árbol. Puedes sentarte en el césped pero no estirarte, ya que los vigilantes del parque te llamarán la atención.

No es un parque muy frecuentado por turistas ya que tampoco es una maravilla, pero, para un descanso antes de patearte la ciudad otra vez, es ideal.

Little India

Si cuando has llegado a Chinatown te ha parecido que has cambiado de país, imagínate encontrar en medio de dragones y farolillos, unas callejuelas sólo de saris, colores, curry y especias.  De repente, tus sentidos hacen un giro de 180 grados y te encuentras en la parte este del continente asiático, en India.

Little India es una área muy muy pequeña, valga la redundancia, dentro de Chinatown. Vas a encontrar tiendas con venta de especias, de saris y camisas de algodón, pantalones anchos, bisutería india y, como no, incienso en abundancia.

Cuando deambulaba por las calles de Chinatown, tenía muy claro que quería ir a comer a Little India, para rememorar mi viaje a aquél espectacular país y comerme un buen plato picante con mil especias y no-occidentalizado. Y, para mi sorpresa, a parte de que ya era un poco tarde, para variar, llegué a un puesto de comida callejera dónde las perolas casi vacías me anunciaban que se la habían zampado toda.

Así que, con un agujero en el estómago y un poco resignada, me fui en busca de un bar o restaurante indio que encontré rápidamente, aunque, tengo que advertir, que no abundan.

Me topé con Punjab sweets, una mezcla entre tienda de dulces y restaurante (review Punjab sweets TripAdvisor). Me senté y era la única extranjera, y casi la única que comía, en todo el bar. Mejor imposible. Pedí el menú, y era muy básico, pero mis ojos casi lloran de emoción al leer «Masala dosa», así que me pedí una, la devoré, la saboreé y hasta casi chupo el plato.

Masala dosa, Little India, Bangkok
Masala dosa, Little India, Bangkok

Antes de partir hacia mi alojamiento, aproveché para pasear por Little India y descansar en Romaneeart, y despedirme así de mi ruta por uno de los barrios más auténticos de Bangkok.

Para terminar tu segundo día en Bangkok, puedes hacerlo de la mejor manera: presenciando como cae el sol sobre Wat arun o bien ver el atardecer en el río Chao Phraya.

Hay multitud de puntos desde los que puedes disfrutar del atardecer y, a orillas del río, o bien a bordo del Chao Phraya Express, es una muy buena opción.

En mi caso, disfruté de él desde uno de los parques cerca de mi alojamiento, ya que mis piernas no podían más para ir hasta una parte suficientemente cerca para ver Wat Arun. Eligiendo esta opción, descubrí el fuerte Phra sumen, desde el cual disfruté de mi penúltima noche en Bangkok.

Phra Sumen Fort

Fuerte Phra Sumen Bangkok
Fuerte Phra Sumen Bangkok

Construido a finales del siglo XVIII su función era proteger a la ciudad de una posible invasión.

Y de eso se encargó Rama I quién, después de la experiencia birmana en Ayutthaya, deció fortificar la ciudad de Bangkok; alzó 14 fuertes, de los que sólo quedan 2, el fuerte Phra Sumen y el fuerte Mahakan, y construyó una serie de canales que funcionarían a modo de fosas.

Rama I fue quién cambió la capital de Bangkok, desde el oeste (Thonburi) al este (Rattanakosin) y, con todo el sistema de fuertes y canales que diseñó, Rattanakosin quedaba protegido tanto por el este (fuertes y canales), como por el oeste (por el río Chao Phraya). Así pues, a Rattanakosin se le conocía también como «Isla Rattanakosin», debido a este efecto de «isla» que hacía el agua rodeándolo.

El fuerte Phra Sumen, estaba equipado con cañones (que todavía se pueden ver) y guardaba la munición y artillería necesarias para defender la ciudad y, actualmente, se ha restaurado para que se pueda visitar.

Verlo por fuera de noche es todo un espectáculo ya que lo iluminan con unos colores chillones y brillantes que si estás por la zona te van a captar y te sentirás atraído a explorar de dónde proviene esa luz.

Al lado del fuerte está el parque Santichaiprakarn que, su privilegiada posición al lado del río Chao Phraya, hacen de él un lugar idílico para ver el atardecer y refrescarte con la brisa que corre después de seguramente un caluroso día en Bangkok.

Atardecer río Chao Phraya Bangkok
Atardecer río Chao Phraya Bangkok
 

¡Ah! y si te animas, al parque dan clases de aerobic todos los días cuando empieza a caer el sol, por lo que tu atardecer, probablemente, esté acompañado de música.

Parque Santichaiprakarn Bangkok
Parque Santichaiprakarn Bangkok

 

¿Te has perdido el Día 1 en Bangkok?

Guía de Bangkok y Tailandia

 Para qué te vas a equivocar tú si ya lo he hecho yo 
Suscríbete y convíertete en un EXPERTO viajero

recibe consejos y recursos para viajar más y mejor!

Invalid email address

error: Content is protected !!