Saltar al contenido
Trazando Ruta

Visitar Tiwanaku, la ciudad perdida preinca

visitar tiwanaku bolivia

¿¿Tiwana-qué?? Aiii si es que mucho se habla del imperio Inca y poco de los tihuanacotas. Si no sabes de quién te hablo y tienes ganas de saber un poquito más de ellos, visitar las ruinas de Tiwanaku puede que lo quieras añadir en tus planes de viaje. Pero antes, te los presento un poquito.

Tiwanaku y tihuanacotas, un poco de su historia

Tiwanaku o Tiahuanaco a día de hoy, sólo son los restos de una gran ciudad que en su día fue el centro de una importante civilización que se expandió por los Andes central, ocupando áreas de las actuales Perú, Chile y Argentina. Hay muchos datos, hipótesis y teorías que, junto con algunas evidencias arqueológicas y científicas, han ayudado a aclarar y acotar a los tiahuanacotas en una línea temporal y en unas costumbres y tradiciones.

Algunos autores fechan la gran civilización desde el 1500 a.C hasta aproximadamente el siglo XI d.C, con una historia de casi 1.000 años que empezó con el periodo aldeano, con una economía a base del cultivo de patata y el pastoreo de llamas, a orillas del lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo.

A medida que aprendieron a dominar los cambios ambientales de las duras condiciones del altiplano, sus cultivos agrícolas aumentaron y pudieron alejarlos de las orillas del lago Titicaca y reproducir el microclima que allí encontraron desarrollando un sistema llamado Sukakullo. Fue en el periodo urbano donde nace la ciudad de Tiwanaku como principal centro religioso, político y urbano.

En su periodo imperial y ya gracias a ese crecimiento, los tiahuanacotas empezaron a expandir su territorio hasta el actual Perú, Chile y Argentina hasta que, finalmente, la civilización entró en una fase de declive y desapareció.

Algunos autores (y la teoría más aceptada aunque no compartida por todos) atribuyen el fin de Tiwanaku a inclemencias climáticas, con períodos de larga sequía que hicieron que los tiahuanacotas abandonaran las ciudades y se dispersaran hacia otros asentamientos menores que, junto con la llegada de otros pueblos, hicieron colapsar la civilización. En cierta manera, este declive podría recordar a la historia de la ciudad de Angkor Wat, en Camboya.

Como ves, la historia de Tiwanaku todavía se está escribiendo y son muchas las incógnitas que quedan por resolver; de sus orígenes, de los grandes megalitos base de sus ciudades y de cómo los transportaban, de sus creencias, tradiciones y de su repentino declive.

Lejos de ser unas ruinas tan bien conservadas como las de Machu Picchu, Tiwanaku bien se merece al menos una visita si tu ruta en Bolivia pasa por La Paz.

Tiwanaku, centro espiritual y político

tiwanaku cronología
¡Bienvenidos a Tiwanaku!

Tiwanaku fue una importante ciudad de la civilización Tiwanaku que albergaba entorno 25.000 – 50.000 habitantes, aunque algunos autores afirman que fueron muchos más los tiahuanacotas que vivían en Tiwanaku. Ubicada a unos 72 Km al oeste de La Paz, a una altitud de 3.872m y con una extensión de unas 600 hectáreas, la ciudad estaba construida a base de megalitos que traían (no se sabe cómo) desde canteras situadas cerca del lago Titicaca y que tallaban para levantar sus pirámides y templos.

Llena de simbolismos y misterios, de todo el recinto arqueológico de Tiwanaku sólo está excavado una parte y ésta es la que puedes visitar. Dividido en varias partes, tu visita constará de un par de museos, el Lítico y el de Cerámica, así como la zona arqueológica.

Cómo llegar a Tiwanaku (Tiahuanaco) desde La Paz

Para visitar Tiwanaku tienes dos opciones, o contratas un tour organizado desde La Paz o bien la visitas por libre y si quieres un guía lo contratas en el mismo recinto arqueológico (cosa que recomiendo mucho puesto que los carteles explicativos brillan por su ausencia y aunque las piedras son grandes y tu tengas mucha imaginación, no hay tantas como para hacerte una idea de lo que fue Tiwanaku).

  • En bus: desde la terminal del cementerio salen minibuses cada 30 minutos y el trayecto dura aproximadamente entre 1 hora, 1h 30 minutos. Te deja en Tiwanaku pueblo, que queda muy cerca de las ruinas arqueológicas. Si lo visitas por libre, ten en cuenta el horario de apertura y cierre del recinto.
  • Tour organizado: fue nuestra opción puesto que aprovechamos el regateo y oferta de la agencia con la que contratamos el tour para ir a la jungla boliviana desde La Paz. Pagamos 160 Bs por persona e incluye: entrada al recinto (que es de 80 Bs) + el transporte, y el guía.

Qué ver en Tiwanaku

Como te he dicho antes, visitar las ruinas de Tiwanaku implica que tienes acceso a dos museos y a todo el recinto arqueológico, incluso el más alejado de ellos, el Puma Punku.

Museo de Cerámica

Un paseo por todas las etapas de Tiwanaku y su evolución artística a través de los diferentes elementos de cerámica que se encontraron en el lugar. La evolución de la civilización muestra cómo cambia la decoración de las jarras y vasos ceremoniales, con figuras y diseños más cuidadosos y elaborados.

que ver en tiwanaku
Vaso ceremonial cultura Tihuanacota, Museo de cerámica

Museo Lítico

La gran atracción del museo es el Chacha puma de basalto así como también el gran Monolito Bennett, que con sus 7 metros, lo descubrió un arqueólogo en el templo semi-subterráneo al 1932. Además de este, se pueden observar distintos megalitos con figuras antropomorfas y zoomorfas tallados en andesita, basalto o arenisca.

Akapana

La gran pirámide de Akapana (y no, no te imagines una pirámide como las de Egipto) se cree que fue el mayor templo religioso de la ciudad, con unas dimensiones de 200 por casi 200 metros, 18 de altitud y con 7 terrazas escalonadas. En la cima de ella existen las marcas de lo que un día fue una gran cruz andina.

visitar tiwanaku, piramide de akapana
Pirámide de Akapana, Tiwanaku, Bolivia

Lo que verás de la pirámide es una montañita con restos de algunas plataformas que dibujan una forma escalonada en la misma montaña. Todavía se está excavando y poco a poco, se espera que vayan surgiendo más restos.

Templo semi-subterráneo

Es el templo más viejo, data de 250 a.C, y su nombre tiene la clave para que te imagines cómo es. El templo se encuentra almenos 2 metros por debajo del nivel del suelo, quedando así semi-subterráneo y aquí fue dónde encontraron el Monolito Bennett. Lo curioso del templo es que tiene 175 cabezas trabajadas con piedra caliza que sobresalen de los muros y dónde cada una representa una etnia distinta. Se cree que podrían simbolizar los dioses de todas aquellas culturas que conquistaron y sometieron, pero esto, como muchos otros aspectos, también está a debate.

visitar tiwanaku
Cabezas esculpidas al templo semi-subterráneo, Tiwanaku, Bolivia
visitar tiwanaku la paz
¿Aliens en Tiwanaku? Teorías conspirativas en 3, 2, 1…

Además, en el centro del templo, existen 3 figuras de arenisca aunque sólo una de ellas se conserva entera. Con una mano en el pecho y otra en el vientre, y con una larga barba, es la figura del Monolito Barbado o Kon-tiki, el que se cree que es el antiguo nombre del dios Wiracocha.

visitar tiwanaku
Kon-tiki, templo semi-subterráneo Tiwanaku, Bolivia

Kalasasaya

Megalitos de 150 toneladas intercalados entre bloques más pequeños conforman el templo de Kalasasaya, el cuál se cree que era el centro sagrado de Tiwanaku, dónde eran enterrados los buenos emperadores.

visitar Tiwanaku
Puerta de entrada al templo de Kalasasaya y monolito Ponce. Tiwanaku, Bolivia

Para entender Tiwanaku, tienes que partir de la base que todo él está orientado astronómicamente, de manera que nada es al azar y, el templo de Kalasasaya, funcionaba como un gran calendario solar. De esta forma, en el equinoccio de primavera y de otoño (recuerda que estás en el hemisferio sur), el sol entraba por la puerta principal del recinto (que a la vez está orientada al este, y es por dónde entran los primeros rayos de sol del día) y, en el solsticio de invierno (Junio) y de verano (Diciembre), lo hacía por las esquinas NE y SE respectivamente.

Monolito Ponce

Es un gran monolito antropomorfo que, para algunos representa un jefe y para otros un sacerdote, que está tallado en andesita y mide 3 metros de alto. Tiene representada una iconografía variada, entre la cuál se encuentran dibujos del cóndor, cabezas de puma o águilas.

visitar tiwanaku, la paz
Monolito Ponce, Tiwanaku, Bolivia
Puerta del Sol
visitar tiwanaku
Puerta del Sol, Tiwanaku, Bolivia

A la esquina NE del templo de Kalasasaya encontrarás uno de los símbolos representativos de Tiwanaku, la puerta del Sol. Hecha en un solo bloque de andesita, parte de ella está rota y éste no es su lugar original, que debía ser en el centro del templo. La figura central de la puerta del sol, está representado el Señor de los Báculos (de los Incas te sonará su dios Viracocha) y uno de sus grandes misterios es que la iconografía grabada no está acabada, y es como si de repente los tiahuanacotas hubiesen dejado de trabajar en ella.

visitar Tiwanaku
Señor de los Báculos, puerta del Sol Tiwanaku

Putini

Conocido también como el «Palacio de los sarcófagos» el templo de Putini se cree que también fue un lugar de entierro, pues lo conforman varias cámaras funerarias que dan a un gran patio central.

que ver en tiwanaku
Vista aérea del templo de Putuni y el pueblo actual de Tiwanaku desde la pirámide de Akapana, Tiwanaku.

Puma Punku

Finalmente, en tu visita a Tiwanaku también deberías incluir el «Templo del Puma» o Puma Punku el cuál está unos 3 Km al sur del resto de complejo arqueológico pero es uno de los importantes. Tenía forma de pirámide en 3 terrazas y está alineado con un ángulo de 45º con la pirámide de Akapana, que seguro no es casualidad. Ocupa una superficie de unas 2 hectáreas y, al ser una de las construcciones tardías de Tiwanaku, se aprecia como los bloques están más finamente trabajados y con más precisión aunque sigue siendo asombroso las dimensiones de tales bloques y cómo llegaron hasta allí para construir el templo.

visitar tiwanaku
Grandes bloques de Puma Punku, Tiwanaku, Bolivia

¿Vale la pena visitar Tiwanaku?

Puede que después de visitar Tiwanaku florezcan en ti una mezcla de sentimientos entre asombro y decepción. Asombro por la magnitud del complejo arqueológico y por su arquitectura, por lo inverosímil de los grandes bloques de piedra y por lo que un día pudo haber sido esta gran civilización preinca y realmente lo poco que se habla de ella. Decepción por la poca inversión y conservación del lugar, por los comparativamente pocos restos arqueológicos que hay a la luz (significa que todavía queda mucho por explorar) pero a la vez hacen difícil imaginarse Tiwanaku en pleno apogeo.

Con todo esto no significa que visitar Tiwanaku no valga la pena, sino que creo que tienes que saber exactamente qué es lo que te vas a encontrar y valorarlo así. De todos modos, el viaje a Bolivia y Perú fue por allá al 2016, así que auguro que a medida que pasan los años puede que haya nuevos restos que han salido a la luz.

If you like it, Pin it! 📌

visitar tiwanaku tour la paz
 Para qué te vas a equivocar tú si ya lo he hecho yo 
Suscríbete y convíertete en un EXPERTO viajero

recibe consejos y recursos para viajar más y mejor!

Invalid email address

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Cristina, una servidora
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Sered, que es la empresa que provee el servicio de alojamiento web a trazandoruta.com, dentro de la UE. 
Derechos » podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Comentarios (2)

¡Qué sitio más interesante!
Además está superbien conservado. Creo que es de esos lugares a los que quieres viajar nada más conocerlo. Desde luego, desde hoy sé que quiero visitarlo y que algún día podré verlo con mis propios ojos.
La entrada, por otra parte, está muy bien construída para conocer toda la información acerca del sitio.
Un fuerte abrazo!!!!

Responder

¡Hola! ¡Muchas gracias por tu comentario!
Sí que es verdad que Tiwanaku es digno de visitar, pero en verdad ves muy, muy poco de lo que podría haber sido y deberían aportar más económicamente para conservar el lugar y excavar más! me temo que va más lento de lo que a muchos nos gustaría!
Me alegro que te hayan entrado ganas de visitarlo!
Un saludín! 🙂

Responder
error: Content is protected !!