Saltar al contenido
Trazando Ruta

Varsovia en dos días

varsovia en dos días

¿Vale la pena visitar Varsovia en dos días? Sí. ¿Es una ciudad bonita? No. Entonces, ¿me recomiendas visitarla? Rotundamente sí. 

Y es que lo que mola de Varsovia, no son sus grises y apagadas calles, ni su arquitectura de cemento comunista, ni sus llamativos edificios acristalados del siglo XXI, lo que verdaderamente atrae es su pasado, su historia, y todo lo que la conmemora; desde la reconstrucción del casco viejo, hasta el encontrar rincones históricos en medio de edificios renovados, pasando por su ruta real, por sus museos y por ser una ciudad llena de contrastes.

Aun siendo verdad, que para ver Varsovia en dos días, no tendrás tiempo de visitar los museos más relevantes, mi recomendación para un fin de semana en la capital de Polonia, es la de explorar sus calles, sus rincones y la de descubrir una Varsovia en su cotidiano día a día, en su sencillez, mezclada, eso sí, con una buena dosis histórica y todo esto, hasta que arda la suela de tus zapatos. 

Que ver en Varsovia en un fin de semana

En vez de hacer un artículo sobre todo lo que ver en Varsovia, esta vez te voy a llevar a conocer los barrios que recorrí en los dos día que estuve allí, así como todo lo interesante que puedes encontrar en el recorrido y, lo voy a hacer, en el mismo orden en el que lo hice yo, y no fue empezando por su centro histórico. Eso sí, ¡hay que madrugar!

Powisle

Qué mejor que empezar esta ruta de Varsovia en 2 días que con un largo paseo al lado del río Vístula para descubrir una tranquila área residencial, llena de zonas verdes, próxima al río y con alguno de los museos más recomendados de la ciudad. 

Plaza Mariensztat

En tu recorrido por esta zona de Varsovia, puedes empezar cruzando la mítica plaza Mariensztat, utilizada para ubicar el mercado principal de la ciudad que se trasladó desde la parte vieja a este enclave ya a principios del siglo XX. Fue así hasta que llegó la Segunda Guerra Mundial que, con el levantamiento de Varsovia quedó totalmente destruida.

Biblioteca de la Universidad de Varsovia

Uno de los lugares que están más fuera de ruta y que podrás encontrar a la zona de Powisle, es la Biblioteca de la Universidad de Varsovia, pero no su interior, sino su tejado de cristal. (Un momento Cris, ¿¡me estás diciendo que suba al tejado de una biblioteca, que encima es de cristal?!)

Yep. Y es que éste contiene un jardín de 1 hectárea conectado con puentes que pasan por encima de la misma biblioteca. Chulo, ¿no? Es un lugar estupendo para pasear, leer, sentarte a descansar y dónde además encontrarás una mini cascada y unas vistas estupendas.

varsovia en dos días
Bajando del techo de la biblioteca.

Museo Copérnico y Discovery park

Uno de los museos más famosos y aclamados de la ciudad, sin duda es el museo de la ciencia Copérnico. Para ver Varsovia en 2 días y más si quieres patearla y visitar algún museo, tendrás que decidir muy bien cuál de ellos prefieres pero, desde luego que si te gusta la ciencia, una muy buena decisión sería incluir este museo y más, si viajas a Varsovia con niños. Nosotros nos quedamos con las ganas, pero lo que sí hicimos fue divertirnos un rato en el Discovery park que hay al aire libre. Es una gran área verde, situada al lado del río y del museo Copérnico dónde hay varias exhibiciones de ciencia (varias que no muchas) dónde puedes experimentar un rato y divertirte.

varsovia en dos días
Discovery park, a orillas del Vístula, Varsovia.

Si viajas en verano a Varsovia, el Discovery park es un lugar dónde acostumbran a montar escenarios con conciertos, bares, espectáculos de ciencia y demás eventos. Así que puede que quieras pasar allí una tarde-noche de verano.

Syrenka (Mermaid)

Símbolo histórico de Varsovia, esta sirena armada con una espada y un escudo, aguantó ilesa el asedio alemán y el levantamiento de Varsovia, aunque se ha ido renovando y limpiando a lo largo de los años.

varsovia en dos días
Mermaid, símbolo de Varsovia

Hay varias leyendas que explican su origen pero la que más fuerza tiene es la de unas gemelas sirenas que en su travesía por el mar Báltico, se separaron y una se fue a Copenhague y, la otra, nadó por las aguas del río Vístula, hasta que llegó a lo que pronto sería su ciudad. Los pescadores del pueblo, notaron que alguien les estaba fastidiano liberando los peces de las redes que los retenían, así que se dispusieron a capturar al culpable pero, cuando se encontraron con la bonita sirena, ésta les encandiló con su canto y todos acordaron que no le harían ningún daño, excepto un avaricioso mercader. Éste la segrestó para venderla en algún mercado y, mientras la sirena gritaba desde una cabaña de madera, uno de sus amigos pescadores (añádele ahí con énfasis una bonita historia de amor) la oyó y fue en su búsqueda para salvarla. Desde ese día, la sirena juró proteger a la ciudad de Varsovia y a sus habitantes que un día fueron su salvación (menos en la WWII, ahí… estaría tomándose un descanso 😉 ).

Barrio judío

Una de las cosas que más ganas tenía de ver en este viaje a Varsovia en 2 días era el barrio judío o lo que quedó de él. Me gustó tanto el Kazimierz de Cracovia o pasear por el barrio judío de Praga que estaba expectante con lo que me encontraría en el de Varsovia, el gueto judío más grande de Europa. Y, muy a mi pesar, lo que queda de él es nada y menos, aunque hay varios puntos de visita obligada si entras al gueto judío.

varsovia en dos días
Kamien i co – Arte reivindicativo del barrio judío, Varsovia

Para que le des la importancia que se merece, antes de la Segunda Guerra Mundial, el barrio judío de Varsovia albergaba una tercera parte de toda la población y, cuando los nazis llegaron a la ciudad, confinaron a 400.000 judíos en un gueto de 4 km2. Lo que, como ya te imaginas, era insostenible. Así que supongo que ya sabes que hicieron, ¿no? Llevaron parte de esos judíos, alrededor de 340.000, en diferentes campos de concentración, entre ellos Auschwitz (cerca de Cracovia) o Treblinka (un poco más al este de Varsovia).

De los judíos que quedaron en el gueto, algunos de ellos se alzaron contra su opresor con el que se conoce como el Levantamiento del gueto de Varsovia y lucharon durante un mes hasta que los nazis destruyeron el barrio y, de éstos, una parte murieron, otros pocos escaparon y se refugiaron con la resistencia polaca y los que quedaron los enviaron a distintos campos de concentración.

Calle Prózna

Para empezar tu visita en el barrio judío de Varsovia, una de las calles más importantes y dónde encontrarás los restos de edificios originarios del antiguo próspero barrio de Varsovia, es la calle Prózna. Ésta era la calle dónde vivían los mercaderes y familias bienestantes y, cuando el barrio se convirtió en gueto, la calle quedó cerrada. Si te paseas en ella, verás algunos edificios históricos que sobrevivieron la destrucción del gueto y, entre balcones medio derruidos, paredes ennegrecidas, y ventanas rotas podrás palpar la devastación que sufrió el barrio.

varsovia en dos días
Gueto judío de Varsovia

Los supervivientes del gueto de Varsovia son los números 7, 9, 12 y 14 y, no te sorprendas, si en alguno de ellos ves andamios, ya que toda la calle Prózna ha ido restaurándose.

Sinagoga Nozyk

Y, como este paseo por el gueto judío va de edificios supervivientes, otro de ellos y de hecho, el único religioso que resistió la destrucción del barrio, fue la sinagoga Nozyk. A los alrededores de ella, hay varios carteles a modo de exposición que explican la cultura judía, así como sus tradiciones y costumbres mezclados con un glosario que, si no sabes mucho de judaísmo, proporciona una excelente introducción.

Desconozco si estos carteles están permanentemente fuera de la sinagoga o los van cambiando pero, más allá de éstos, y de esperar un edificio bonito, es un lugar excelente para seguir rememorando la historia del gueto.

Memorial del puente, calle Chlodna

El barrio judío estaba dividido en dos partes: el gueto grande y el gueto pequeño, separados por lo que era una de las vías principales de salida de la ciudad, la calle Chlodna. Cada vez que un judío quería ir de una parte del gueto al otro tenía que cruzar dicha calle por lo que, ya te puedes imaginar cómo de molesto debía de ser para los alemanes, así que decidieron construir, al 1942, un puente elevado por dónde éstos podían cruzar y no interrumpir ni molestar ningún ario.

varsovia en dos días
Memorial al puente que unía el gueto pequeño con el grande.

A día de hoy, en la intersección de Chlodna con Zelazna, puedes encontrar un memorial a dicho puente, que consta de 4 pilares y, en algunos de ellos puedes ver un pase de fotografías de cómo era antes el lugar que, sin lugar a dudas, consigue plasmar lo que tu mente iba dibujado durante todo el recorrido por el gueto judío.

Hala mirowska y Hala gwardii

En el mismo barrio judío y, si te gustan los mercados tanto como a mí, puedes hacerle una visita al mercado Mirowskie y al Gwardii. Construidos a finales del siglo XIX aunque reconstruidos después de la guerra, consta de 2 edificios; Mirowska dónde encontrarás un súper corriente en la planta baja y, en la planta superior, alguna peluquería, tiendas de ropa… y afines y, Gwardii, justo detrás, una parte más moderna, más hipster, con puestecillos de comida de todo el mundo, paraditas de jabón artesano, ropa…etc ambientado con música.

Pero, si cuando has leído mercado te has imaginado más uno de esos asiáticos, como los de Camboya o Bangkok, en la parte trasera exterior vas a encontrar lo más parecido a ello (aunque aquí, la comida descansa sobre un estante y no en el suelo. Muy europeo todo). Verduras, fruta, quesos, panes, flores, todo en venta a precios ridículos, dónde no me cabe duda que si eres un amante de los mercados, no te importará perderte unos minutillos por ahí.

varsovia en dos días
Mercado Hala Mirowska, exterior.

Museos gueto judío

Como ya he mencionado anteriormente, no visitamos ningún museo por falta de tiempo pero, en el barrio judío de Varsovia hay varios que nos llamaron la atención (que no son todos los que hay) y que puedes visitar si son de tu interés:

  • Museo del alzamiento de Varsovia (otro de los más visitados).
  • Museo Pawiak (antigua prisión zarista usada también por los nazis)
  • Museo POLIN (Museum of the History of Polish Jewa)

Para que te hagas una idea y organices mejor tu viaje a Varsovia en dos días, hasta aquí y sin entrar en ningún museo ni coger ningún metro, lo recorrimos en una mañana, hasta la hora de comer.

¿Quieres 10 € de regalo al activar tu tarjeta sin comisiones BNext?

Old Praga

Otro de los famosos barrios de Varsovia es Old Praga. Con muy mala reputación, esta zona está resurgiendo y revitalizándose con lo que hoy en día puedes encontrar una mezcla de edificios históricos y post industriales renovados, junto con cochambrosas casas que avalan, una vez más, que Varsovia es una ciudad de contrastes.

Old Praga no fue parte de Varsovia hasta finales del siglo XVIII y, entre ataques rusos y napoleónicos se encargaron de destruirla hasta que llegó su periodo de industrialización y crecimiento. Si como yo, andas buscando edificios de antes de la Segunda Guerra Mundial que no quedaron devastados, en el barrio de Old Praga vas a encontrar alguno que otro.

Iglesia St. Florian y de Santa María Magdalena

Para recorrer el barrio de Old Praga, un buen punto de inicio es la reconstruida iglesia de San Florian, justo al lado del zoo de Varsovia. Tiene dos torres que expresamente son más altas que la cúpula de su vecina iglesia ortodoxa de Santa María Magdalena (terminada al 1869 como símbolo de dominio ruso y situada ya al barrio de New Praga). La iglesia de San Florian se terminó entrado el siglo XX y, como ya te he dicho, fue meticulosamente diseñada para ser más alta y así, reafirmar que Varsovia seguía siendo una ciudad occidental, polaca, en vez de una del este, o rusa. 40 años más tarde, los nazis la hicieron saltar por los aires, así que tocó reconstruirla.

varsovia en dos días
Iglesia de San Florian, barrio Old Praga, Varsovia.

Monumento a la banda de Praga

A una de las muchas bandas locales que amenizaban el ambiente antes de la guerra, animaban y motivaban a la resistencia le han dedicado un monumento en una pequeña plaza de este barrio. Son una banda bastante conocida y reputada, así que este monumento, ¡lo tienen más que merecido!

varsovia en dos días
Monumento a la banda de Praga, Varsovia.

Calle Brzeska

¡Una de las calles más peligrosas de Varsovia! O eso leí a posteriori después de deambular por ella… 🙂

Cuando el comunismo dominaba las calles de Old Praga, todo aquél que quería comprar alcohol lo podía hacer en una ilegal melina y, en esta calle, casi cada casa lo era.

Actualmente sí notarás un aire maleante en el ambiente pero, si te acercas en plena luz del día, no es más “peligrosa” que algunas calles de tu ciudad. Verás casas y edificios apunto de derrumbarse de antes de la guerra y algún que otro mural que decora los muros de la calle, símbolo de que el barrio de Old Praga se está reconvirtiendo y pronto será, un barrio hipster más en el mundo.

Estadio Nacional

Como colofón final a este día de caminata por Varsovia, tienes más que merecido un descanso en uno de los parques más bonitos de la ciudad. Antes de llegar a él y ya saliendo del barrio de Old Praga, pasarás por delante del famoso y nuevo Estadio Nacional, renovado al 2012 para los partidos de la UEFA pero usado, a finales de los 80, como un mercado al aire que contribuyó al crecimiento económico de Varsovia.

varsovia en dos días
Vistas desde el mirador Taras Widokowy del Estadio Nacional, un orgullo varsoviano.

Skaryszewski park

Ya en el parque Skaryszewski, lo único que tienes que hacer es pasear, sentarte en alguno de los bancos a orillas de los pequeños estanques o del lago, darle de comer a alguna atrevida y descarada ardilla, ir en busca de la fotogénica aunque pequeña cascada y disfrutar de una de las áreas verdes más recomendadas de Varsovia.

¿Una playa?

Anda, ¡y dos! Justo detrás del Estadio Nacional se encuentra una de las playas más concurridas de Varsovia a orillas del río Vístula. Si cruzas el puente Poniatowskiego (vamos, el que queda al lado), verás un vaivén de pequeñas embarcaciones que cruzan el río y te transportan a la otra orilla.

Pero no es la única playa de Varsovia y, si quieres unas vistas espléndidas de la parte vieja de la ciudad, la playa a la que tienes que ir se encuentra al barrio de New Praga.


Si has hecho toooooodo este recorrido en tu primer día de esta ruta por Varsovia en dos días, tus pies tienen que estar echando humo, así que te lo mereces, ¡puedes coger el metro, tranvía o autobús hasta tu apartamento!


¿Buscas alojamiento en Varsovia?
¡Mi recomendación! Old Town Heart III Booking.com

Stare Miasto

Seguramente la que es la parte “estéticamente más bonita” de la ciudad de Varsovia es su pequeño centro histórico o Stare Miasto. La increíble labor de reconstrucción que han hecho en una ciudad arrasada por los nazis ha sido asombrosa y, si no supiera de antemano que fue así, esos colorido y bonitos edificios me la habrían metido doblada.

varsovia en dos días
Stare Miasto, desde el mirador Taras Widokowy, sobresaliendo la Catedral de San Juan, Varsovia.

Cómo decidas recorrer el casco viejo de Varsovia está en tu mano, pero mi recomendación es que hagas un free tour y que después sigas explorando por tu cuenta. La ventaja de hacerlo así es

  • que aprenderás de una manera muy amena y divertida la historia de Varsovia
  • y que visitarás los puntos clave principales del centro histórico de la ciudad

La empresa que elegimos fue Free Walkative Tour y, además del free tour por el centro tienen otros de muy interesantes que, si hubiésemos estado más días, habríamos hecho seguro. Con ellos, no se necesita reserva previa y, como todo free tour, es gratis pero tampoco hace falta ser tacaño, y una propinilla siempre es bien recibida.

Si decides hacerlo por tu cuenta, hay varias cosas que puedes ver pero lo mejor, como en todos los lugares, es callejear e ir descubriéndolo paso a paso.

Columna de Segismundo

Punto de reunión al lado del Castillo Real, esta estatua del rey Segismundo III Vasa (el que trasladó la capital de Cracovia a Varsovia) armado con una espada y sujetando una cruz, fue erguida al 1644 y, la columna que lo sostiene ha sido reemplazada varias veces. La actual es de granito y las 2 anteriores, las puedes encontrar expuestas frente a la entrada del castillo.

Varsovia en dos días
Columna de Segismundo y Castillo Real, Varsovia

Castillo Real

El castillo era originario del siglo XIV pero, en realidad, fue remodelándose y ampliándose a lo largo de los siguientes siglos hasta su última modificación que fue al siglo XVIII. Bueno, a decir verdad, en la Segunda Guerra Mundial quedó totalmente destruido, así que vuelta a empezar. La reconstrucción fue posible gracias a donaciones privadas, y tardaron poco más de 10 años.

Varsovia en dos días
Escudos de armas de las distintas alianzas formadas: Polonia, Lituania y Austria.

Catedral de San Juan

También originaria del siglo XIV y reconstruida a posteriori con su arquitectura original, definida por su austeridad decorativa, es la iglesia más vieja y grande de la ciudad.

Un intento fallido de asesinato del rey Segismundo III Vasa, hizo que la catedral de San Juan y el castillo ya no se comunicaran directamente por el exterior sino que el rey, tenía un pasadizo elevado para ir de un lugar a otro.

Plaza Kanonia

Como toda (o casi toda) plaza al lado de una iglesia, el que antiguamente era su cementerio, hoy es una plaza pequeña con bonitas fachadas de edificios que contiene, en medio de la plaza, una campana que nunca llegó a sonar y que alguien dejo ahí. Y ahí sigue hasta la posteridad. La leyenda dice que si das 3 vueltas a la campana, es señal de buen augurio.

Varsovia en dos días
Plaza Kanonia y su campana, Varsovia.

En la misma plaza Kanonia puedes encontrar la que es la casa más estrecha de la ciudad, midiendo menos de 2 metros de ancho aunque ¡ojo! sólo mide eso por un lado, por el otro lado es bastante más grande. Antiguamente había que pagar unas tasas en función de lo ancha (equiparable al tamaño, guiño, guiño) que era una casa, así que el propietario de ésta se las ingenió muy bien para reducir las tasas y, puertas adentro, vivir como un rey.

Varsovia en dos días
¿Es la casa más estrecha de Varsovia?

Antiguo vertedero o Gora Gnojna

El antiguo vertedero se situaba detrás de la plaza Kanonia, en un terraplén justo al lado del río Vístula y, a parte de ser un basurero, era un hospital para enfermos de Sífilis. Este criadero de ratas, era un caldo de cultivo que llegaba a tal temperatura que se creía que curaba esta enfermedad bacteriana. Así que a los que se habían contagiado se les enterraba en la basura hasta el cuello y, ¡ala! a esperar.

Plaza del mercado

Llena de reproducciones de coloridas casas del siglo XV y XVI, es la plaza más viva de Varsovia. Está repleta de bares, restaurantes, artistas que exponen su trabajo, música y ambiente y, como no, en medio de ésta, está mermaid, el símbolo de la ciudad.

A los años 50, Pablo Picasso en una visita a la ciudad de Varsovia y atendiendo una invitación, hizo un dibujo de mermaid en una de las paredes de los nuevos apartamento de Kolo, sirena que en vez de espada levantaba un martillo (¿guiño al partido comunista?). Los nuevos inquilinos de los apartamentos, cansados de tener que aguantar un sinfín de visitantes de la gran obra, pintaron por encima y, lo único que queda del esbozo, son fotografías.

varsovia en dos días
La particular mermaid de Pablo Picasso. Fuente: https://culture.pl/en

La Barbacana

Una de las únicas partes que se conservan del muro defensivo de la ciudad, es la semicircular Barbacana. Construida al siglo XVI, sólo se utilizó una vez durante la invasión sueca de Polonia un siglo más tarde y tubo que ser reconquista por los polacos de nuevo. En la Segunda Guerra Mundial quedó (ya lo sabes) destrozada, y se reconstruyó años después de la guerra.

Varsovia en dos días
Barbacana de Varsovia

Estatua de Maly Powstaniec o pequeño insurgente

Un niño pequeño aguantando una metralleta es la representación de todos aquellos de menor edad que lucharon y fallecieron al 1944 durante el Alzamiento de Varsovia. La figura supuestamente se inspira en Antek, un niño de 13 años que murió con la resistencia. Lo puedes encontrar en uno de los muros exteriores de la Barbacana, cerca de la columna de Segismundo.

Varsovia en dos días
Estatua Maly Powstaniec o pequeño insurgente, Varsovia

Nowe Miasto

Si comparamos la plaza nueva con la antigua plaza del mercado del centro histórico, nada tienen que ver. Mucho más vacía y tranquila, la plaza nueva tiene varias iglesias cerca y, si coges la calle que sale a su izquierda en dirección al río Vístula, llegarás a una figura de bronce de una famosa científica polaca: Marie Curie, sosteniendo una representación del Polonio, elemento químico que la hizo merecedora de ser la primera mujer que ganó dos premios Nobel, el primero en física (compartido con su marido) por descubrir la radioactividad y el segundo en química, por descubrir el Polonio y Radio. Si te interesa mucho sus trabajos, tiene un museo muy cerquita de la plaza nueva.

Varsovia en dos días
Plaza nueva, Nowe Miasto, Varsovia

Ruta real

La ruta real abarca la calle principal impronunciable que sale desde la columna de Segismundo (Krakowskie Przedmiescie) hasta el palacio Wilanów pero, nosotros no tuvimos tiempo, ni de largo, para realizar toda la ruta, así que sólo recorrimos la calle principal hasta llegar a enlazar con Nowy Swiat.

Esta ruta principal de entrada a Varsovia era la que realizaban los reyes después de subir al trono y, durante todo este recorrido podrás ver diferentes palacetes de la aristocracia polaca, iglesias barrocas y todo, por supuesto, reconstruido.

Mirador Taras Widokowy

Justo al empezar la ruta, tienes uno de los miradores de la ciudad que ofrece excelentes vistas tanto del centro histórico por un lado, como del barrio de Praga y el estadio Nacional por el otro. Además, el contraste de los altos rascacielos con los bajitos edificios de su alrededor, resaltan todavía más este choque arquitectónico que tiene Varsovia; ciudad resurgida de las cenizas y encarando el siglo XXI.

varsovia en dos días
Vistas desde el mirador Taras Widokowy, Varsovia

Bancos de Chopin

En puntos estratégicos de la ciudad, y de esta calle, se encuentran diferentes bancos pulidos en piedra negra dónde, al sentarte y accionar el mecanismo, la música del compositor y pianista polaco empieza a sonar. Cabe añadir que la mitad no suenan, así que me imagino que estarán continuamente arreglándolos.

varsovia en dos días
Bancos de Chopin en la Ruta Real, Varsovia

Monumento a Copérnico

No podía faltar un monumento a este científico polaco, Nicolás Copérnico, en algún lugar de la ciudad. Este astrónomo con su teoría heliocéntrica dónde postuló que los planetas giraban entorno al Sol tiene, a sus pies, una representación del sistema solar bastante molona.

varsovia en dos días
Saturno y el sistema solar de Copérnico, Varsovia

Nowy Swiat

Tal y como te he dicho antes, terminamos la ruta real en el cruce con Nowy Swiat. Este barrio puede parecer a priori, más cosmopolita que el resto, ya que está lleno de boutiques, restaurantes, cafés chic y edificios neoclásicos. Tiene su encanto pero, a no ser que quieras realmente hacer uso de alguno de sus servicios, con una paseada rápida, y más si lo haces por sus calles perpendiculares, lo tienes cubierto.

varsovia en dos días
Nowy Swiat, Varsovia

Palacio de la cultura

Y, para terminar esta ruta de Varsovia en dos días, algo que verás nada más llegar o, al irte, puesto que está al lado de la estación central de tren, es el Palacio de la cultura, el edificio más alto de la ciudad.

Al más puro estilo soviético, este edifico de la era Stalin, genera controversia con los mismos varsovianos. Alberga todo tipo de salas: desde salas de concierto, un teatro, oficinas o salas culturales. Puedes subir (pagando) a la terraza a 114 metros para gozar, seguramente, de una de las mejores vistas de Varsovia (aunque no te lo puedo asegurar, puesto que yo no subí).

varsovia en dos días
Palacio de la Cultura o uno de los regalitos de Stalin a Varsovia

Guía de Varsovia

Si buscas una guía de Varsovia y no quieres comprarte una [amazon link=”8408152106″ title=”guía de Polonia”/], mi recomendación, aunque está en inglés, es la guía de Insight guides. Nunca la había probado y me pareció más que genial para visitar Varsovia en dos días. La única pega es que no detalla el precio de los museos o sitios de interés, pero ofrece una combinación perfecta de historia más fotografías y mapas, así como rutas propuestas para recorrer la ciudad.

[amazon box=”1786716542″]
 Para qué te vas a equivocar tú si ya lo he hecho yo 
Suscríbete y convíertete en un EXPERTO viajero

recibe consejos y recursos para viajar más y mejor!

Invalid email address

error: Content is protected !!