Saltar al contenido
Trazando Ruta

7 actos que dañan la naturaleza cuando practicas senderismo

Aunque si bien es verdad que la montaña lleva años sufriendo malas praxis de aquellos que la transitan practicando actividades tan enriquecedoras como el senderismo, la problemática ha ido creciendo en los últimos tiempos y se ha agravado con la llegada de la pandemia. Tras varios meses de confinamientos y cambiantes medidas restrictivas, los destinos turísticos de naturaleza más conocidos han sufrido un serio problema de masificación ambientalmente insostenible.

Es por eso que creo necesario recordar ciertos actos que dañan la naturaleza cuando practicas senderismo. Algunas cosas son muy básicas – y a estas alturas, ya deberían de estar integradas en la vida de uno – otras, puede que las hagas por desconocimiento de causa. Así pues, ahí van los errores más comunes que generan un impacto negativo en la montaña, y que deberías conocer para no cometerlos nunca más.

actos que dañan la naturaleza cuando practicas senderismo

📌 ¡Guárdalo!

#1 Salirte del camino marcado

El primer acto que puede dañar la naturaleza cuando practicas senderismo por un camino que previamente ha sido marcado, es salirte de él. Gracias a todos aquellos voluntarios e instituciones que marcan los senderos y hacen un correcto mantenimiento, a los que nos gusta la naturaleza podemos hacer rutas al aire libre y explorar nuestros bosques y montañas de una manera mucho más cómoda y fácil.

Sin llevar esta premisa a sus extremos, puesto que hay excepciones, en el momento en que algunos usuarios se salen del sendero marcado, se empiezan a crear caminos alternativos que llevan a un daño innecesario del medio, ya sea causando la erosión del suelo o bien destruyendo el hábitat de otras especies las cuáles, si no conoces, puedes estar causando un daño ecológicamente grave. Además, si no tienes experiencia o no te desenvuelves bien en la montaña, puedes acabar perdiéndote y activando una serie de equipos de rescate, poniendo en peligro tu vida, y la suya, por un acto irresponsable.

Obviamente hay varias excepciones pero, si ya existe un sendero, vayamos por él. Si no existe o estás haciendo otra actividad, como por ejemplo la recolección de setas, bushcraft o supervivencia, ya es otro cantar.

#2 Hacer o destrozar hitos de piedra

Seguramente has visto miles de veces por la montaña pequeños montículos de piedras a los lados de los senderos, laderas de montañas o zonas abiertas. Se los conoce con varios nombres pero la función es siempre la misma: marcar caminos secundarios, desvíos o cimas con el fin de generar puntos de referencia para que el senderista no se pierda.

actos que dañan la naturaleza cuando practicas senderismo

Destrozar los mojones de piedra, es lo equivalente a eliminar la señalización de una ruta, haciendo por ejemplo que en un determinado desvío poco visible el senderista acabe perdiéndose.

Por otro lado, si cuando vas a la montaña te dedicas a coger piedras y hacer montículos, generas cuanto menos, dos problemas.

  • El primero, es que estás señalizando un camino que no existe, por lo que un senderista puede confundirse y desviarse cuando no debería, llevándolo a un terreno que no conoce, pudiendo haber precipicios o lugares peligrosos.
  • Y, en segundo lugar, estás generando un impacto negativo al medio. ¿Cómo? Pues por ejemplo quitando refugio a algunos insectos que viven bajo ellas, o bien contribuyendo a erosionar el suelo, puesto que la piedras ya no van a proteger esa zona y por tanto estará más expuesta a agentes externos de erosión. Obviamente, sacar piedras de un río para montar mojones puramente decorativos, también afecta al ecosistema acuático por lo que, como ves, no tiene ningún sentido hacerlo.

Hay que destacar también que, cuando uno viaja y se adentra en la naturaleza de otros destinos, hay que ser consciente de la importancia ecológica del impacto ambiental que estás generando, puesto que hay lugares protegidos, con endemismos de gran valor los cuáles, sin saberlo, puede que maltrates.

Así pues, ante todo, es importante informarse de cuáles son las normas de los parques y espacios naturales que se visitan y no dejar rastro de tu paso por ahí.

#3 Lanzar cáscara de plátano, mandarina o afines, uno de los actos más recurrentes que dañan la naturaleza

Y esta última frase me lleva a recordar aquello de:

Que la única huella que dejes, sea la de tus botas.

Y esto tiene que ser literal.

Los bosques y montañas no son la compostera de tu jardín.

Métetelo en la cabeza.

Que los restos vegetales de la futa que te llevas a tus rutas son orgánicos y biodegradables es cierto, pero para los bosques son BASURA. Creer que la cáscara de un plátano se la va a tragar la tierra en 1 semana es un error ya que según el ecosistema en la que se encuentra tardará más o menos tiempo. Por otro lado y asumiendo que sea en meses (o incluso años) que ese corazón de manzana o cáscara de plátano se vayan a descomponer, dejar estos residuos orgánicos en la naturaleza genera otros impactos negativos y hay varios motivos por los que no deberías hacerlo:

  • Porqué no pertenecen ahí. En un hayedo, ¿te parecería adecuado encontrar una combinación de hayucos entre corazones de peras? No. Los bosques no tiene por qué incorporar en su dinámica y autogestión un elemento externo por una mala acción antrópica.
  • Impacto visual. A nadie le gusta encontrarse cáscaras de pistacho en una cima o de varias mandarinas entre arbustos.
  • Atraen a la fauna salvaje. El proceso natural de descomposición es lento, por lo que durante ese periodo, el residuo generado va a atraer cierta fauna. Algunos animales oportunistas se lo van a comer, otros no lo van a incorporar a su dieta (¿Qué te hace pensar que lo harán si normalmente no lo comen?) y a otros animales les va a sentar mal. Suponiendo que lo coman, estos animales cambiaran su comportamiento y dejarán de buscar comida para acercarse a los caminos y carreteras, lugares más habituales dónde la gente tira sus residuos orgánicos, y dónde la van a encontrar más fácilmente. Este simple hecho hará que tengan más ventaja frente a otros animales que sí eligen su dieta.
  • Pueden alterar el suelo, uno de los elementos más importantes de un bosque. De su composición – tanto mineral como biológica – va a depender todo lo que crezca encima. Aportar una concentración determinada de sustancias inorgánicas al suelo (fruto de la descomposición), influirá en la disponibilidad de estos elementos para las plantas, y hay que recordar que cada una tiene sus propios requerimientos. No vale lo mismo para todas; lo que es bueno para una planta, puede ser tóxico para otra.

#4 Basuraleza

Una de las cosas más recurrentes que encuentras cuando practicas senderismo y que dañan la naturaleza es la basura. Según el proyecto Libera, una de las definiciones de #Basuraleza engloba todos aquellos «residuos generados por el ser humano abandonados en la naturaleza». La cantidad insana de residuos hallados en ruta y en lugares de difícil acceso, es intolerable y un grave problema que sólo va a cambiar concienciando y educando a la ciudadanía.

Los bosques y montes llevan años acumulando todo tipo de residuos generando un impacto catastrófico en el medio ambiente, ya sea: por la contaminación de suelos, ríos o acuíferos a través de químicos, sustancias tóxicas y microplásticos, por afectar directamente la fauna y la flora, y, por supuesto, porqué mucha de esta basura acabará en nuestros mares y océanos.

actos que dañan la naturaleza cuando practicas senderismo

De entre los residuos más habituales que me he encontrado en ruta destacan las colillas, botellas y bolsas de plástico, envoltorios de comida, pañuelos de papel y toallitas, así como varias latas y vidrios. Como no podía ser de otra manera, el ser humano ha añadido a este ampliable listado un residuo más fruto de la pandemia: las mascarillas. Desde meses a centenares de años, es lo que estos residuos tardarán en descomponerse pero, más allá del número, lo que tenemos que tener en cuenta son todas las consecuencias ambientales que supone depositar toda esta basura en la naturaleza.

#5 No enterrar tus defecaciones

Otro de los actos que probablemente hagas mal cuando haces senderismo y que también dañan la naturaleza es no enterrar tus defecaciones. Cagar en un bosque es de lo más normal del mundo pero: ¿te ocupas como es debido? Hay que enterrar las heces.

Primero, porque muchos de los alimentos que nosotros comemos no se encuentran en los bosques por lo que es importante que contribuyamos a acelerar la descomposición de estas substancias enterrando nuestras heces. Segundo, porqué a nadie le gusta ir a recoger un níscalo y encontrarse a dos palmos una caca que probablemente llevará un turbante blanco (que por cierto, deberían de haberse llevado). Y tercero, porqué evitamos la propagación de enfermedades por contaminación fecal de las aguas dulces.

Hay algunas zonas dónde lo más ideal es que te la lleves en una bolsa y te deshagas de tus residuos cuando llegues a la civilización. Para cagar correctamente en el bosque deberás:

  • Alejarte unos 60 metros de caminos, zonas de acampada y fuentes de agua.
  • Cavar el conocido como cathole, un agujero de unos 20 cm.
  • Hacer tus necesidades.
  • Llevarte el papelito de vuelta a una bolsa de deshechos en tu mochila.
  • Enterrar tus heces con tierra y cubrir con materia orgánica que haya por los alrededores.

¿Fácil no?

#6 Alimentar a la fauna salvaje

Y esto es un problemón. Aunque parezca obvio, todavía hay muchísima gente que alimenta la fauna salvaje que se encuentra por los bosques. Cuando hablo de ello, siempre me acuerdo de un momento en la ruta del Cares cuando me topé con unas personas que estaban alimentando las cabras a base de patatas fritas de bolsa. Me pareció inverosímil y, obviamente, ellas estaban encantadas puesto que no serían ni los primeros ni los últimos.

Los problemas de alimentar la fauna salvaje son varios pero, el primero, es que ellos cambian su comportamiento y van en busca de comida fácil y accesible, apagando su instinto salvaje de supervivencia o incluso, en algunas aves, afectando sus migraciones. Por otro lado, cuánto más se acercan a nosotros, más se acostumbran a la presencia del ser humano, por lo que acabaran por no temerlos.

impacto negativo en el medio ambiente senderismo

#7 Bañarte en lagos de alta montaña en zonas protegidas

Otro de los actos más comunes que dañan la naturaleza y que es habitual entre amantes del senderismo, es el baño en lagos de alta montaña o ibones en zonas protegidas.

Con el éxodo masivo que ha sufrido la ciudad este verano llenando los bosques y montañas de senderistas, ha llevado a algunas zonas a regular su aforo e incluso pagar una tasa de acceso. Pozas, lagos, embalses son las nuevas playas y el origen de un nuevo problema ambiental.

En España, si hablamos de lagos de alta montaña y/o de origen glacial (sobre los 2.000 – 2.500 m), el carácter extremo de estos hábitats forma un ecosistema muy sensible y frágil además de con un gran valor ecológico. Estas premisas los hacen especialmente vulnerables a la presión del cambio climático y ahora, la antrópica.

Hay que tener en cuenta que tanto las aguas como los alrededores del lago tienen unas características muy específicas y que a ellas están asociadas una serie de fauna y flora que con tu baño, y con todos los productos que llevas en tu cuerpo (crema solar, desodorante, crema facial, tintes…etc) puedes dañar. Hay algunas zonas en Parques Nacionales y Naturales que prohíben explícitamente el baño.

lagos parque nacional aigüestortes

Si hay una regulación, es para su conservación, por lo que antes de bañarte en uno de estos lagos, por favor, infórmate de si puedes hacerlo o no.


Muchos de estos actos que dañan la naturaleza cuando se practica senderismo se podrían solucionar fácilmente con un poco de preparación e información, un principio básicos para desarrollar un senderismo sostenible y para no dejar rastro en tus salidas a la montaña.

 Para qué te vas a equivocar tú si ya lo he hecho yo 
Suscríbete y convíertete en un EXPERTO viajero

recibe consejos y recursos para viajar más y mejor!

Invalid email address
error: ¡Contenido protegido! Si quieres algo de mi página ¡pídemelo!