Saltar al contenido
Trazando Ruta

7 imprescindibles qué ver en Phnom Penh

Qué visitar en Phnom Penh

Phnom Penh es la capital del reino de Camboya y, como en cualquier capital asiática, prepárate para vivir en el caos. No soy una amante de las capitales y, cuando llegué a Phnom Penh, recuerdo que no me gustó nada de nada. Durante el itinerario de 20 días en Camboya, estuve en la capital camboyana dos veces y, no fue hasta esta segunda vez, que empecé a cogerle realmente el gustillo.

Hay multitud de cosas qué hacer en Phnom Penh, pero en este artículo he elegido 7 lugares de interés que no te puedes perder si visitas la ciudad. En mi parecer, 2 días en Phnom Penh son suficientes para verlo todo pero, si te gusta viajar despacio, tómate todo el tiempo del mundo y descubre otros lugares!

1. Mercado ruso

Mercado ruso Phnom Phen
Mercado ruso Phnom Phen

El paraíso de las compras y, sobre todo, si hablamos de ropa. Encontrarás marcas y imitaciones y todo a muy buen precio. Eso sí, prepárate para dejarte la piel en tu arte regatero. El mercado ruso de Phnom Penh es un lugar muy transitado de turistas y, obviamente, los precios están más que hinchados.

El mercado está organizado por secciones y, a parte de ropa, es un buen lugar para adquirir artesanías, joyas o alimentos. Si te dispones a abandonar el país, una visita al mercado ruso para comprar recuerdos de Camboya es, sin duda, el mejor lugar.

2. Wat Phnom

Wat Phnom, Phnom Penh
Wat Phnom, Phnom Penh

No irías a Camboya si no quisieras visitar templos y, otra de las cosas qué ver en Phnom Phen son, efectivamente, templos. Hay varios esparcidos por la ciudad pero, uno de los más bonitos es, sin duda, Wat Phnom.

Situado en lo alto de una colina, me flipó su interior; paredes con dibujos coloridos de la historia de Buda, baldosas con motivos que bien seguro los pondrías en el suelo de alguna habitación de tu casa, guirnaldas de flores como ofrenda, rituales para una buena vida, y timadores de pájaros. Como ves, Wat Phnom lo tiene todo.

3.Wat Ounalom

Wat Ounalom, Phnom Penh
Wat Ounalom, Phnom Penh

Otro de los templos qué ver en Phnom Penh es el templo budista por excelencia de la ciudad, el Wat Ounalom. Si lo visitas, verás una zona de rezo y algunos monjes budistas en su patio o bien rezando y es que, en la pagoda Wat Ounalom, es dónde reside una gran parte de la comunidad.

Si subes en su parte más elevada, conseguirás unas bonitas vistas del río Tonlé Sap y Mekong por un lado y de la ciudad de Phnom Penh por el otro.

4. El Palacio real y su Pagoda de Plata

Palacio real de Phnom Penh
Palacio real de Phnom Penh

Una visita al Palacio real y a su Pagoda de Plata entraría sin duda al top 3 si tuviera que elegir lo más imprescindible qué ver en Phnom Penh.

El Palacio real de Phnom Penh es la residencia oficial del rey Sihamoni por lo que sólo podrás visitar ciertas zonas y la Pagoda de plata. Con la típica arquitectura jemer, te recordará en cierto modo a algunos tejados de algún que otro templo dentro del Grand Palace de Bangkok.

En el Palacio real de Phnom Penh su principal atractivo es la sala del trono pero, sin lugar a duda, lo más bonito es la pagoda de Plata. Ésta se encuentra dentro del recinto del palacio y, tal y como su nombre indica, hay kg de plata en ella, y es que el suelo esta recubierto de pequeñas baldosas de las cuáles bien pocas quedan.

Pero la Pagoda de Plata no sólo brilla por este metal, sino por el Buda Esmeralda y por el Buda de oro y sus múltiples diamantes.

5. Avenida Preah Sisowath

Avenida Preah Sisowath, Phnom Penh

¿Te gusta andar por las ciudades? Si tu respuesta es afirmativa, otro muy buen plan qué hacer en Phnom Penh es pasear por esta larga y ancha avenida.

La avenida Preah Sisowath corre paralela al río Tonlé Sap y es un espacio de relax en medio del caos camboyano. Una parte de la avenida está habilitada sólo para peatones dónde podrás andar tranquilamente, verás gente haciendo deporte, bailando o nevegando por el río. Si te entra hambre, puedes cruzar la calle y sentarte en algún restaurante, o bien colarte por algún callejón en busca de un buen plato de comida khmer.

6. Prisión S-21

Prisión S-21 Phnom Penh

Una de las prioridades que visitar en Phnom Penh es la prisión de seguridad S-21 o Tuol Sleng, el  mayor centro genocida secreto del país.

Testimonio de los crímenes de Pol Pot y los jemeres rojos, en la prisión S-21 se torturaron y asesinaron todas las personas contrarias al régimen. En tu visita al museo, pasarás por distintas celdas, verás herramientas de ejecución y tortura, así como también una serie de fotografías en blanco y negro de una parte de los prisioneros.

Es una visita que te acerca, sin lugar a duda, al pasado más reciente de Camboya y que tienes que visitar sí o sí.

7. Killing fields Choeung Ek

Killing fields Phnom Penh

Otro de los imprescindibles en tu visita a Phnom Penh y que complementa la prisión S-21, son los campos de la muerte Choeung Ek. 

Situado a las afueras de la ciudad, más de 17.000 personas fueron trasladados aquí y posteriormente asesinadas. Con la audio-guía, conocerás qué técnicas utilizaban los jemeres rojos para exterminar a la población y podrás ver varias fosas comunes en las que todavía siguen enterrados los prisioneros de Pol Pot y dónde todavía afloran, en la estación de lluvias, fragmentos de huesos y ropa.

Es una visita que te dejará mal cuerpo, pero la considero imprescindible para entender cómo vive  y cómo es actualmente el camboyano.

[ratings]