Saltar al contenido
Trazando Ruta

Qué ver en Karakol, Kirguistán

qué ver en Karakol

Karakol es uno de los destinos de Kirguistán más famosos qué visitar. Sea por sus conocidos valles y montañas en los que hacer increíbles trekkings o bien por el desarrollo turístico que ha generado y por ende las facilidades que hay, es un lugar que bien merece un alto en la ruta. Si tu intención es parar a descansar o hacer de él un campamento base, en este artículo te explico algunas cosas qué ver en Karakol y sus alrededores, para que la descubras más allá de sus trekkings.

Karakol debes imaginarla como un pueblo grande, sin un centro definido y de arquitectura y ambiente soviético, mezclado con un aire occidental, fruto del auge turístico que tiene. Si en algún lugar de Kirguistán, te cruzas con viajeros, seguro que es en Karakol.

Como ya te conté en la guía de Bishkek, las distancias soviéticas entre manzanas son enormes y, como no podía ser de otra forma, Karakol y sus calles, también se rigen por esto. Más allá de las carreteras principales, el alumbrado eléctrico es escaso (y en algunos casos brilla por su ausencia) y si algo debes vigilar en Karakol son sus alcantarillas. La mayoría están totalmente abiertas, y más «fuera» del «centro» y, aunque algunas sí están señalizadas de alguna manera rudimentaria, tienes que andarte con muuuuucho ojo de noche si no quieres acabar dentro de una y tirar de tu seguro de viaje.

Si en tus viajes utilizas tarjetas sin comisiones para viajar, en Karakol puedes utilizar Revolut en los cajeros de Optima Bank sin cargo alguno (actualizado Agosto 2019). En Karakol solamente utilicé Revolut pero en este viaje, también usé Bnext, y en la mayoría de cajeros de Kirguistán la pude utilizar sin ningún problema.

¡Consigue Revolut sin gastos de envío o tu Bnext con 5 € GRATIS!

Cómo llegar a Karakol desde Bishkek

La conexión Bishkek – Karakol (y viceversa) es muy fácil de hacer y está bastante concurrida por lo que si te encuentras en Bishkek no te será nada difícil llegar a Karakol. A grandes rasgos hay dos rutas que cubren el trayecto:

  • La que recorre la orilla norte del lago Issik-Kul (si vas con marshrutka directa pasarás por aquí). Hicimos esta ruta en el trayecto Karakol – Bishkek.
  • La que recorre la orilla sur del lago Issik-Kul. Elegimos esta ruta en el trayecto Bishkek – Karakol ya que en nuestro itinerario paramos en distintos puntos de la orilla sur para hacer algunas rutas.

Desde Bishkek, las marshrutkas salen desde la estación oeste, cuando están llenas y, si coges una directa, sólo hace parada en una estación de servicio justo cerca del desvío hacia el norte, o hacia el sur, que marca el lago. Todas (o casi todas) paran al mismo lugar (tanto de ida como de vuelta) dónde tienes baño, y una tienda de comestibles por si quieres picar algo.

transporte karakol - Bishkek
Única parada en el trayecto Karakol – Bishkek (y viceversa)

Si haces el trayecto directo, prepárate porqué son unas 5-6 horas en marshrutka, a toda pastillas y sin aire condicionado. Añade además que a los kirguises no les acaba de gustar que les de el aire directamente en la cara (y menos si hay niños) por lo que si te toca la ventana del techo de la furgoneta abierta, es tu día de suerte.

Para realizar el trayecto Karakol – Bishkek, las marshrutkas salen desde la estación central de Karakol.

Qué hacer en Karakol

En mi itinerario de viaje por el norte de Kirguistán y Kazajistán, incluí Karakol como punto de descanso más que como un campamento base para disfrutar de sus montañas. Y fue todo un acierto ya que veníamos de hacer un alucinante trekking por el paso de Archa-Tör y visitar Karakol nos vino de perlas para recuperar energía.

Te explico pues, en este artículo, algunas cosas qué ver en Karakol y que puedes hacer tranquilamente en 1 día o un par de días de descanso.

1. Free Walking tour Karakol

¿Un free walking tour en Karakol? Exacto. Cuándo antes mencionaba que Karakol es un lugar en auge turístico te lo decía seriamente. Tanto es así, que la organización Destination Karakol organiza tours gratuitos por la ciudad, así como otros tours para que el viajero conozca más a fondo la cultura kirguisa. Si te apetece conocer Karakol de su mano, acuérdate de pasar por sus oficinas o bien contacta con ellos con anterioridad para reservar así tu plaza.

2. Mezquita Dungan

Aunque más que una mezquita parezca una pagoda, este singular edificio religioso hecho de madera y sin clavos conforma el centro espiritual de una de las etnias de Kirguistán, los Dungan. La mezquita se construyó a principios del siglo XX y, a pesar de que los Dungan son musulmanes, la arquitectura conserva algún que otro detalle budista, que no hace más que representar el pasado de este pueblo de origen chino.

qué ver en karakol
Mezquita Dungan, Karakol

La mezquita Dungan conserva además un minarete y está llena de color. Para las mujeres, el acceso a su interior está prohibido pero, lo que sí puedes hacer siempre y cuando te cubras (en la misma entrada tienen ropa qué dejarte) y pagues la entrada (20 Soms), es pasar a visitar su recinto y arquitectura exterior. Así pues, si no haces el free tour ya que éste empieza precisamente aquí, una de las primeras cosas qué ver en Karakol, es sin duda la mezquita Dungan.

3. Iglesia Ortodoxa Santísima Trinidad («Holy Trinity»)

Junto con la mezquita Dungan, otro lugar religioso que consolida parte de la población de Karakol, es la iglesia ortodoxa rusa de la Santísima Trinidad. Actualmente la iglesia está hecha de madera con 5 reconstruidas cúpulas verdes y data de finales del siglo XIX, aunque no siempre ha tenido este aspecto. En realidad, la iglesia anterior y de la que todavía se conservan los cimientos, estaba hecha de piedra. La entrada es gratuita y puedes acceder a ella cómodamente a pie visitando la ciudad.

qué ver en karakol iglesia
Iglesia ortodoxa de Karakol

4. Encontrar la tienda de antigüedades de Aleksandr Korablev

Si eres un amante de las antigüedades soviéticas – o simplemente quieres curiosear o comprar un original recuerdo – otra de las cosas qué hacer en Karakol es encontrar la tienda de Aleksandr Korablev. Digo encontrar porqué durante nuestra visita y a pesar de que es muy céntrica, nos dieron una dirección errónea y dimos tantas vueltas que cuando la encontramos ya estaba cerrada. Nuestro gozo en un pozo.

Si quieres ver algunas de las reliquias que se venden en la tienda de antigüedades échale un ojo a la página de Visit Karakol; desde insignias, a monedas y billetes, cámaras vintage, figuritas de porcelana… lo que quieras a elegir entre ¡1 millón!

Para que no te pase lo que a nosotros… la tienda de antigüedades la encontrarás en la calle Toktogul 249, esquina con la calle Zhamansariev. En Maps.me y google Maps, la puedes encontrar buscando «Antique shop».

5. Relájate por alguno de los parques de la ciudad

Aunque los deseados valles y montañas que circundan la ciudad estén a tocar, Karakol goza también de amplios parques y zonas verdes en las que pasear, tomarse un helado y relajarse. Así que, tanto si llegas exhausto de un trekking y quieres parar marchas como si lo que necesitas es relajar las piernas antes de empezar una larga ruta de senderismo, visitar los distintos parques es otra de las cosas que puedes hacer en Karakol.

Los más cercanos al «centro» de la ciudad son tanto el «Parque Público o Principal», ubicado justo delante de la Universidad, dónde y sin querer, vas a pasar en algún momento de tu visita, y el «Parque Pushkin». Si quieres andar un poco más, puedes llegar hasta el «Parque de la Victoria» dónde además de sombra y un amplio lugar por el que dar un paseo, encontrarás algunas estatuas conmemorativas a su pasado soviético.

6. Vete de mercados

Si sigues mis andanzas ya sabrás que me chiflan los mercados; lugares vivos, llenos de aromas y sabores, de colores, miradas y palabras desconocidas… son como un imán para mi y es indiscutible no pasear por ellos, aunque sólo sea un ratito.

bazaar karakol
¡Visita sus bazares y llévate aromas del Kirguistán para condimentar tus platos!

En Karakol tienes dos mercados céntricos (que no los únicos), el gran bazar, en el que puedes encontrar todo tipo de productos y el pequeño bazar, un lugar con una atmósfera un poco más relajada aunque igualmente ajetreado.

Una de las cosas que más sorprende de los mercados y en realidad de todo Karakol, es que muchas de las tiendas, paraditas e incluso casas están metidas dentro de un enorme contenedor de mercancía. El primero que ves, te parece como un detalle insignificante pero, cuando éste se vuelve recurrente, te das cuenta que está integrado totalmente en el ambiente.

7. Callejón Ashlan-Fu

Y ya que andas por el Bazar pequeño ¿qué te parece si paras a comer? Otra de las cosas qué ver en Karakol es este animado y fragante callejón. Pero oye, no se trata sólo de pasear por él, sino de hincar el diente en alguno de los manjares kirguisos. El callejón Ashlan-Fu está repleto de paraditas de samsas, piroshki, mantis… de laghman y de la especialidad de la calle y de los Dungan, el Ashlan-Fu, uno de los platos típicos de Kirguistán que deberías probar.

Si quieres comer bueno, bonito y barato, sin lugar a duda, dirígete al Bazar pequeño, busca este callejón y atibórrate.

ashlan fu alley dónde comer en karakol
Deliciosa y sabrosa comida kirguisa en algún lugar del callejón.

Qué ver en los alrededores de Karakol

Aunque en Karakol todavía podrías hacer algunas cosas más, en este artículo voy a recogerte otras opciones que puedes visitar como excursión de 1 días desde Karakol o, en su defecto y como yo hice en algunas de las propuestas, de camino a la ciudad.

8. Visita los 7 toros de Jeti-Ögüz

Aunque hay que echarle mucha imaginación (y ni aún así) para concebir que esas formaciones rocosas lucen como 7 toros, una de las cosas que puedes hacer en un día ida y vuelta desde Karakol es visitar el valle de Jeti-Ögüz.

qué ver alrededores karakol
7 toros de Jeti-Ögüz.

Éste se encuentra a tan sólo 28 Km de Karakol y en él, no sólo podrás ver estas rojas formaciones conocidas como los 7 bulls, sino también la del «Corazón roto». Aunque y a pesar de que es verdad que dibujan una estampa pintoresca que vale la pena ver, el verdadero motivo para visitar Jeti-Ögüz es acercarte hasta el «Valle de las flores». Desde detrás del «Sanatorium» sale una ruta hacia Kok-Jaykik, un jailoo lleno de flores salvajes, rodeado por altas montañas y caballos pastando. Si te animas y quieres alargar la ruta – siempre teniendo en cuenta el timing si tienes que volver a Karakol – puedes acercarte hasta la cascada.

Por otr lado, si quieres convertir esta excursión de un día en una de dos, puedes acampar con tu tienda o bien dormir en una de las yurtas que tienen algunas compañías en el mismo valle y que puedes contratar en Karakol.

9. Acércate hasta el cañón Skazka (Fairy tale canyon)

Justo en la orilla sur del lago Issik-Kul aparece otra formación rocosa que desde luego verifica que Kirguistán es un país de contrastes. Aunque el cañón Skazka o más conocido como Fairytale canyon está más lejos que el anterior (a unos 120 Km) llegar hasta él y subir por todas las montañas que puedas con sus formas variopintas y colores ocres, es una buena aventura de un día.

cañón Skazka kirguistan
Colores y formaciones del cañón Skazka

Para llegar al Fairy tale canyon desde Karakol por libre, deberías guardar todo el día y madrugar ya que si vas en verano, el sol que cae en el cañón es para quedarse frito. El pueblo más cercano es Tosor, y lo mejor que puedes hacer es coger una marshrutka o taxi compartido que haga ruta por la orilla sur y pedirles que te dejen en la intersección dónde empieza el cañón, ya que si bajas en Tosor tendrás que hacer autoestop. Para la vuelta, lo mismo, deberás hacer autoestop o encontrar una marshrutka en algún cruce que se dirija a Karakol.

10. Haz algún trekking por Karakol

Y es que sí, otra de las cosas qué ver en Karakol son sus valles y montañas y, siendo la cuna del trekking en Kirguistán, aprovecha y haz alguna de las rutas de alrededor.

trekking kirguistan
Valles y montañas del Kirguistán

La más famosa y transitada es el trekking Ala-Kul, una ruta de 3-4 días que te lleva a un precioso lago alpino. Si viajas solo, igual es tu mejor opción, si lo que te apetece es una buena dosis de naturaleza kirugisa (o bien unirte a alguno del mil y un tours que se hacen). Si no quieres hacer este, puedes elegir entre una gran variedad de rutas que puedes consultar en las mismas páginas de Destination Karakol o Visit Karakol.

11. Pon rumbo al valle de Jyrgalan

Y si realmente quieres explorar un lugar puro (lo que realmente hubiese hecho yo y me quedé con mil ganas) es dirigirte hasta el valle de Jyrgalan.

Si bien es cierto que en estas últimas lineas te he recomendado algunas cosas qué ver cerca de Karakol, y Jyrgalan bien podría meterlo en el saco, creo que se merece más bien una parada larga que te permita explorar bien sus valles y montañas.

Así pues, en este último punto, lo que te recomiendo es que cojas una marshrutka y pongas rumbo Jyrgalan para explorarlo tranquilamente durante unos días (y ya de paso me cuentes lo bonito que creo que es).

Dónde comer en Karakol

Otra de las cosas que deberías hacer (si no lo has hecho antes) en Karakol es adentrarte a la gastronomía del Kirguistán. Ésta es una mezcla de sabores y alimentos que han configurado las diferentes etnias que viven en el país, y en Karakol puedes encontrar muchos de éstos platos típicos.

Aunque la oferta de restaurantes y bazares dónde comprar algo de comida es grande, durante mis dos días en Karakol probé algunos que te quiero recomendar. Apunta:

  • Café Zarina: fue el primer lugar dónde comimos Laghman junto con otras delicias kirguisas y, no sé si es porqué veníamos de un trekking largo o porqué estaba delicioso, que nos sentó de maravilla. El lugar es amplio, turístico y nada mal de precio.
  • Callejón Ashlan-Fu: a parte de comer esta famosa sopa fría con fideos de los Dungan, nos sentamos en una especie de «buffet» dónde pagabas a un precio irrisorio por cada plato que te comías y podías hacer mil y una combinación con todos los ingredientes allí expuestos. Y lleno de locales.
  • Fat Cat: mucho escuché sobre este café, sus tartas y, lo más importante, los proyectos sociales que tenía asociados. Es un estupendo lugar para reunirse, tomar unas cervezas, picar algo y, de paso contribuir indirectamente a alguno de los proyectos que tienen.
  • Café Dastorkon: sin duda el más sofisticado de los cuatro y también el más caro (en relación a los precios que se barajan por Kirguistán) pero nos apeteció darnos un capricho de 9 euros (2 platos, 2 cervezas, 1 postre y pan). Estaba todo buenísimo.

Dónde dormir en Karakol

Karakol tiene una amplia y variada oferta de alojamiento así que no debes preocuparte mucho por encontrar un hostel o guesthouse dónde dormir. Nosotros nos quedamos 2 noches en el Hostel Grace, en una habitación doble con cocina y baños compartidos en una casa entera que reservamos de camino a Karakol. Estaba un poco alejado del centro pero, para lo que buscábamos nos pareció genial, estaba muy limpia y era un lugar híper tranquilo y relajado.

Si el Hostel Grace en Karakol no te convence, puedes utilizar el metabuscador de alojamiento de Hotels Combined para encontrar el mejor precio o hacer una búsqueda en Booking de la oferta que hay en Karakol.

Si te ha gustado, ¡guárdalo! 📌

guía de karakol kirguistán

No olvides que si te ha gustado el artículo, puedes considerar adquirir algunas de las recomendaciones hechas a través de los enlaces de afiliado. Para ti no resulta ningún coste adicional y a mi me ayudas a seguir manteniendo viva la web. ¡Muchas gracias!

 Para qué te vas a equivocar tú si ya lo he hecho yo 
Suscríbete y convíertete en un EXPERTO viajero

recibe consejos y recursos para viajar más y mejor!

Invalid email address

error: Content is protected !!