Saltar al contenido
Trazando Ruta

26 cosas qué hacer en Cuzco y alrededores

Cuzco, 26 cosas que puedes hacer

Si viajas a Perú, sería inconcebible que te perdieras Cuzco y sus alrededores. Cuzco es la puerta de entrada al mundo de los incas, o más bien dicho, al imperio inca. Así que para que no te falten ideas sobre todas las cosas que puedes hacer en Cuzco, aquí te propongo 26, aunque por supuesto, la lista es mucho más larga.

Cuzco

Cuzco está situado a 3.400 metros de altitud, por lo que si nunca has estado a tal altura, una vez pongas un pie en Cuzco, tus pulmones y tu cuerpo lo van a notar enseguida. Notarás más cansancio, fatiga… pero, oye, nada que los incas no tuvieran controlado. ¿Cómo lo hacían? pues con plantas sagradas de los Andes.

1. Tomarte un mate de Coca

Ya te he dicho que estaba a gran altitud, ¿no? Pues uno de los remedios para paliar el mal de altura o soroche es contrarrestarlo con una infusión de hojas de Coca. En este caso, actúa aumentando la concentración de oxígeno en sangre y, puedes tomar Coca ya sea en mate, en caramelos o masticando las hojas directamente.

Mate de coca para el mal de altura, Cuzco, Perú

2. Té de muña

Y, otro de los remedios naturales y, a lo mejor menos conocido, para combatir el soroche o mal de altura, es un mate de muña. La muña es una hierba andina muy similar a la menta que te ayuda principalmente a combatir males digestivos (doy fe de ello), así como también el mal de altura luchando contra esa mala oxigenación de la sangre. Está rico, rico.

Una vez ya has combatido el mal de altura, ¡ya puedes visitar Cuzco! Si realmente quieres verlo todo, todo, podrías estar en Cuzco una semana tranquilamente, pero en 2, 3, o 4 días también es visitable.

Y para que no te aburras, mira un adelanto de lo que puedes hacer en Cuzco.

3. Ver las dos caras de la Plaza de Armas

La plaza de armas de Cuzco es la plaza mayor, el corazón de la capital y centro neurálgico de la ciudad. Sirve como punto de encuentro y tiene mucha vida, y es preferible que la veas tanto de día como de noche. Está flanqueada de iglesias y, la más imponente, se encuentra arriba de una gran escalinata: la catedral de Cuzco.

Plaza de armas, centro de Cuzco, Perú

Simplemente te puedes sentar, observar la vida cusqueña, ver cómo timan a algún que otro turista vendiéndole pulserillas a la vez que le limpian los zapatos, o simplemente tomarte un helado. Eso sí, cuando cae la noche, el ambiente es mucho más festivo.

4. Catedral de Cuzco

Otra de las cosas qué hacer en Cuzco es conocer su catedral, el principal templo de la ciudad. Aunque iglesias en Cuzco no faltan (¿adivinas por qué?). Alrededor de la catedral, puedes ver la iglesia del Triunfo y la de Jesús María y, si eres muy devoto, te puedes sacar el boleto religioso y tendrás acceso a todas.

Catedral de Cuzco, Perú
Catedral de Cuzco, Perú

La catedral está construida sobre el palacio de Viracocha Inca, y tardaron casi un siglo en construirla, trayendo enormes bloques de piedras desde Sacsayhuamán.

5. Subir a las ruinas arqueológicas de Sacsayhuamán

A tan sólo 2 Km colina arriba de Cuzco se encuentra una inmensa ruina que presenció una de las batallas más amargas de los incas.

En 1536, Manco Inca reconquistó Sacsayhuamán y lo utilizó como base para asediar a los conquistadores españoles. Apunto estuvieron de salir airosos pero, finalmente, Juan Pizarro sometió la rebelión y dejó miles de cadáveres que fueron devorados por cóndores andinos.
Sacsayhuaman, Cuzco, Perú
Sacsayhuaman, Cuzco, Perú

El yacimiento es imponente como él solo y puedes subir andando durante 30 – 40 minutillos (depende de lo aclimatado que estés) desde la plaza de armas o bien contratar un tour o un paseo a caballo.

6. Barrio de San Blas

El barrio de San Blas es la parte moderna de Cuzco. Muy cerca de la plaza de Armas, vas a encontrar un tranquilo barrio lleno de tiendas, bares, alojamiento y restaurantes. Casas bajitas y muchos colores llamarán tu atención y te invitarán a adentrarte a este activo barrio de Cuzco.

En el barrio, a parte de iglesias, que ya he dicho que gracias, o no, a los españoles hay muchas, podrás encontrar las ruinas de Qorikancha y el convento de Santo Domingo.

7. Qorikancha

Una visita imprescindible que hacer en Cuzco son las ruinas de Qorikancha o “patio dorado”. Si ya leíste cómo les gustaban a los reyes tailandeses el oro, con sus estupas y sus budas,  y a los camboyanos la plata, con sus pagodas, los incas no podían ser menos.

Qorikancha, Cuzco, Perú
Qorikancha, Cuzco, Perú

El “patio dorado” hace referencia al ostentoso forro de oro que cubría Qorikancha. Sus muros estaban forrados con  unas 700 láminas de oro macizo y, además, tenía réplicas (sí sí, a tamaño real) de maíz que “plantaban” a modo de ritual para la fertilidad agrícola o reproducciones de altares, llamas, o del mismo Sol.

¿Y a que no sabes, qué? Pues que vinieron los conquistadores y ¡adiós fortuna!, ¡hola saqueo!

¡Adiós fortuna! 💸 ¡hola saqueo! 💰 Clic para tuitear

8. Tomarte una Cusqueña, o dos

Y de tanto andar, ¿no te ha entrado sed? Pues qué mejor que refrescarte con una buena cerveza peruana. Rubia, negra, roja o de trigo. Pídela bien fresquita y es que, ¡en qué buen momento se le ocurrió al alemán Ernesto Günther fundar en Cuzco esta cervecería! A principios del siglo pasado, creyó que era una buena idea, después del éxito que tubo con su fábrica en Arequipa, expandir su negocio hasta la capital del imperio inca. Y triunfó.

Cusqueña peruana, Cuzco.
Cusqueña peruana, Cuzco. Foto de Sigoise/CC BY-SA 3.0

¿No será que éstos ya le daban al tema con otra bebida fermentada?

9. Chicha morada ¿con o sin?

Correcto. Los cuzqueños ya estaban acostumbrados a beber chicha morada fermentada, o sea, con un poco de graduación alcohólica aunque, a día de hoy, ya no se deja fermentar como antiguamente y la mayoría de veces la encuentras como un refrescante zumo de maíz.

La chicha morada es una bebida hecha con maíz morado dónde éste se hierve con agua y se le añaden una serie de condimentos, como piña, clavo, canela y, después de colarlo se adereza con azúcar y limón.

Así que una de las cosas qué hacer en Cuzco para realmente sentirte como un peruano, es tomarte una buena chicha morada. ¿Y dónde venden? Pues en cualquier mercado o tiendecita.

10. Mercado de San Pedro

Y otro de los lugares qué visitar en Cuzco, sin duda es su mercado central, o mercado de San Pedro. Todas las frutas están preparadas para ser exprimidas y para que te tomes tranquilamente ese zumito mientras paseas. La carne de res, los lechones, el pan, mil tipos de maíz de colores, papas… y, en el interior, algún que otro puesto para comer bueno, bonito y barato.

Mercado de San Pedro, Cuzco, Perú
Mercado de San Pedro, Cuzco, Perú

Por la parte exterior, también encontrarás tiendecitas de ropa, incienso y todos los souvenirs que quieras para llevarte un buen regalo a casa de Cuzco.

11. Regatear como si no hubiese mañana

Aiiiii amigo, ¿pero te creías que la compra-venta es tan sencilla? Pues no. Hay que regatear todo lo que puedas. Siempre y con todo y, en especial atención, a todas las baratijas, bolsos cuquis de lana y jerseys con llamas bordadas, que te quieras llevar. Los peruanos no tienen el arte regatero tan disfrutón como el que tienen los marroquíes, dónde les ves que disfrutan mil veces más que tú, pero los precios en Perú siempre están hinchados y es habitual este regateo.

Así que si acabas de aterrizar en Cusco y te espera un largo itinerario por Perú, empieza a practicar en los mercados.

12. Mercado artesanal de Productores Inti Paqarek

Pero si lo que quieres es comprar artesanía, en el mercado de productores Inti Paqarek tienes una gran cantidad de objetos, tanto decorativos, como prendas de ropa, joyas… Lo que te recomiendo es que compares siempre los precios, la calidad del producto que te ofrecen y que, cuando lo tengas claro, realices las compras. Eso sí, no te encantes mucho porqué hay tantas cosas qué hacer en Cuzco que te puedes quedar sin tiempo, tranquilamente.

13. Perderse por las calles y descubrir Cuzco

Pero mira, siendo sincera, lo que más me gustó y es una de las mejores cosas qué puedes hacer en Cuzco, es perderte por sus calles, fuera del ámbito turístico, y descubrir el verdadero Cuzco. Y te recomiendo hacerlo tanto de día, como cuando empieza a atardecer, eso sí, siempre con cabeza.

Quedé un poco impactada del contraste; la vida diaria que llevan los cusqueños, cuando te acercas a un lugar económicamente perjudicado, ves las carencias reales de Cuzco detrás de la fachada turística.

Mercado de frutas callejero cuzco
Por allá en algún lugar de Cuzco….

Lo segundo que me cautivó fue la naturalidad en la que se desenvuelven al ver un turista por esas calles lejos de “su lugar”; en verdad diría que casi ni te miran ni se percatan de tu presencia, o al menos lo disimulan muy bien. Y lo cuál es normal. Están viviendo su día a día y tu no dejas de ser una persona más que deambula por allí. Pero, si lo destaco, es porque en otros países como India, dónde la cultura es tan diferente, siempre eres el centro de atención, vayas dónde vayas.

14. Mirador de Cusco

Si se te ha hecho de noche porqué llevas un día muy intenso con todas las cosas qué hacer en Cuzco, puedes terminar el día buscando un buen mirador para sacar una bella panorámica de la ciudad de noche. La estampa de las luces en medio de la falda de la montaña o de la misma plaza de Armas, será un bonita recuerdo de tus días en el ombligo del mundo.

cosas qué hacer en Cuzco, subirte a algún mirador
Cuzco de noche, Perú

15. Vivir el ambiente nocturno de Cusco

Y si te va la marcha, el centro de Cuzco se transforma, de noche, en un constante ir y venir de jóvenes en busca de risas, bailoteos y fiesta. Puedes encontrar de todo: locales con música en directo, de rock, reguetón, salsa…. y siempre con un happy hour que acostumbra a empezar alrededor de las 19:00 – 20:00. Ambiente, en Cuzco, no falta.

16. Probar su gastronomía

Eso sí, siempre que visitas un país nuevo, hay que probar su cocina más tradicional. En Cuzco les va la carne y, entre sus platos más tradicionales, puedes comer, por ejemplo, corazón de res como tentempié y los encontrarás bajo el nombre de anticuchos. Si eres más de cerdo, puedes probar los chicharrones servidos con patatas o un crujiente cochinillo y, si quieres probar animales que en España no se comen, prueba a ver qué tal te va con un cuy.

Cosas qué hacer en Cuzco, probar su gastronomía
Anticuchos peruanos. Foto de Jorge Gobbi/CC BY-NC 2.0

Ahora bien, para combatir la resaca, los lugareños dicen que su comida favorita es el caldo de gallina, una buena sopa de este ave más un arsenal de verduritas y fideos.

Y te preguntarás dónde está el conocido ceviche, ¿no? Pues como harías seguramente en tu país, comerlo en una zona dónde el mar esté bien cerquita, como en Paracas o algún lugar de la costa peruana.

Valle Sagrado

Además de visitar la ciudad de Cuzco, sería delito no hacer una visita por el Valle Sagrado y sus ruinas. Cargados de historia y leyendas, hay varios lugares qué puedes visitar en los alrededores de Cuzco, en el valle del río Urubamba y, puedes hacerlo por libre o bien contratando un conductor o un tour. Repleto de yacimientos incas, el Valle Sagrado es otra de las cosas que no te puedes perder si visitas Cuzco.

17. Pisac

Famoso por su mercado de artesanía que atrae miles de turistas al año, esta aldea colonial andina es un punto de partida perfecto para descubrir el Valle Sagrado. Las ruinas de Pisac son asombrosas. Asentadas en lo alto de una montaña, con los perfectos y ordenados bancales que caen a lado y lado de la misma y rodeadas de tal paisaje, parecen sacadas de un libro de aventuras.

Ruinas de Pisac, Valle Sagrado, Perú.
Ruinas de Pisac, Valle Sagrado, Perú. Foto de Unukorno/CC BY 3.0

Y, si te alcanza la vista, podrás ver un montón de agujeros en la montaña, que son nada más y nada menos, que tumbas incas que ya fueron saqueadas y que no se pueden visitar.

18. Salinas de Maras

Las Salinas de Maras son un de los lugares de más interés del Valle Sagrado. Una fuente de agua salada vierte un arroyo hacia unas canalizaciones que alimenta las salinas y, cuando el agua se evapora, la sal se recoge y se distribuye.

Visitar las Salinas es una estampa muy bonita, pues puedes andar por ellas y, depende de la época en la que vayas,las verás más cristalinas o más encharcadas.

19. Chinchero

Otra de las cosas qué hacer en Cuzco y sus alrededores es acercarte a visitar Chinchero. Esta aldea andina combina colonialismo y ruinas incas con un mercado de artesanía (aunque sólo se hace los martes, jueves y domingos).

Las ruinas de Chinchero te van a sorprender y, además, quedan muy cerquita de Cuzco. Ahí lo dejo.

20. Moray

Moray o el laboratorio inca. Profundos bancales circulares, a modo de anfiteatro, eran la poyata de su laboratorio, dónde hacían sus experimentos agrícolas para cultivar todo tipo de alimentos y descubrir cuáles eran sus condiciones óptimas de cultivo. Mola, ¿no?

Ruinas Incas de Moray, Perú
Ruinas Incas de Moray, Perú

21. Ollaytantambo

Ollanta para los amigos, esconde unas ruinas que sirvieron tanto como fortaleza militar como centro ceremonial. ¿Te acuerdas que antes te he explicado como en Sacsayhuamán Manco Inca casi retiene a los conquistadores? Pues casi lo vuelve ha hacer en Ollaytantambo.

Ruinas Incas de Ollantaytambo.
Ruinas Incas de Ollantaytambo, Cuzco. Foto de Nyall & Maryanne/CC BY-NC 2.0

Después de la derrota de Sacsayhuamán, Manco Inca se refugió a la fortaleza de Ollanta y montó una ofensiva perfecta para parar los pies a Pizarro y su séquito: montó una serie de canales en la parte baja de la fortaleza y los inundó, por lo que la caballería no pudo pasar y, junto con el bombardeo de lanzas y rocas desde las terrazas, a Pizarro no le quedó más remedio que ordenar la retirada.

Pero duró poco. Los conquistadores españoles volvieron a la carga cuadruplicando sus fuerzas, por lo que, otra vez, Manco Inca se tuvo que ir a refugiar a la jungla, en la fortaleza de Vilcabamba.

Y después de esta pequeña lección de historia inca, Ollanta también es casi la puerta de entrada al Machu Picchu. A 2 horas de Cuzco en combi, en Ollantaytambo puedes coger el tren inca que, en otras 2 horas, te deja en Aguas calientes.

Machu Picchu

La mejor cosa qué hacer en Cuzco es, sin lugar a duda, visitar el Machu Picchu. Un lugar místico, en un emplazamiento imposible, que te dejará sin palabras y que va a superar todas tus expectativas.

22. Coger el tren inca

No es la manera más económica de llegar hasta Machu Picchu pero, sin lugar a duda, es una de las más originales. Y no sólo va a gustar a los amantes de los ferrocarriles sino que, por toda la variedad de comodidades que ofrecen, abarca un amplio público; desde vagones privados, trenes con ventanas panorámicas o hasta con un vagón al aire libre para que flipes, literalmente, con el paisaje.

Hay trenes para casi todos los bolsillos y, si eliges esta forma de llegar hasta la gran ciudadela inca, seguro que es una grata experiencia.

23. Inca trail

Otra de las maneras de llegar a Machu Picchu sin tener que coger ningún tipo de transporte es realizando el místico Camino Inca a pie. Andarás durante 4 días, entre 3.000 y 4.000 metros, sorteando valles y montañas y siguiendo otros yacimientos arqueológicos, rodeado de una biodiversidad brutal y no me quiero ni imaginar los amaneceres y puestas de sol de las que puedes disfrutar. Sin duda, toda una aventura.

Eso sí, no apta para todos los bolsillos. Si te estás planteando hacerlo por libre, siento decepcionarte pero, desde 2001 está prohibido por el Ministerio de Turismo y acorde al Reglamento oficial del Camino Inca. Lo único que sí puedes hacer si no quieres contratar un tour, es contratar un guía oficial para tu grupo y ocuparte de portear todo el equipamiento tú y los tuyos.

24. Aguas calientes y un bañito termal

Para los que no realizan el Inca trail, el punto de partida para subir al Machu Picchu es la localidad de Aguas Calientes. Descansando bajo las ruinas, la única manera de acceder a ella es andando o en tren, ya que no llega ninguna carretera. Un pueblo diría yo, por y para el Machu Picchu.

Aguas calientes, Perú.
Aguas calientes, Perú.

Pero a parte del Machu Picchu, Aguas calientes te ofrece baños termales para todos esos pies y cuerpos agotados que, después de 4 días andando, se merecen una recompensa termal. Bueno, y tú querido lector, que vas a llegar a ellas en tren o andando desde Hidroeléctrica, también las puedes disfrutar.

25. Subir al Machu Picchu

Ahora sí, la perla de Cuzco y la mejor cosa que puedes hacer alrededores del ombligo del mundo: subir al Machu Pichu. Aunque lo tengas idealizado, aunque hayas soñado mil veces con visitarlo, aunque hayas visto 40,000 fotos en Instagram de él, nada se le acerca como el sentimiento que tendrás cuando lo tengas delante de ti: la ciudad perdida de los incas.

Descubierto por Bingham al 1911, Machu Picchu es la joya de la corona peruana, el lugar dónde los conquistadores no llegaron y, va a ser, sin duda, lo mejor de tu viaje a Perú.

Machu Picchu, Perú
Desde la cima del Machu Picchu, vistas al Huayna Picchu. Perú.

26. Subir al Huayna Picchu

No puedes dejar de subir al Machu Picchu, eso ya lo tienes seguro pero, ¿y subir al Huayna Picchu? El “pico joven” es una montaña en la que se accede con una caminata por un sendero abrupto y empinado que te lleva a la cima y desde la cuál tendrás unas vistas privilegiadas del Machu Picchu.

La entrada se compra a parte de la del Machu Picchu y, para subir, hay que tener en cuenta los timings para poder visitar bien, y sin prisas, todas las ruinas incas.

Y ahora, te toca a ti! ¿Nos recomiendas otra cosa qué hacer en Cuzco? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Guía de Perú

📕 ¿Necesitas una guía de Perú?

💻 Consulta los posts relacionados con Perú:

🗺️ Consulta el itinerario completo de la ruta de 15 días por Perú.

💰 ¿Cuánto cuesta viajar a Perú durante 2 semanas?

🛫 Vuelos a Perú, encentra el más barato con Skyscanner.

🏡 Alojamiento en Cuzco, Valle Sagrado y Machu Picchu, consulta a través de Booking.com

🏥 No te olvides de contratar un seguro médico para tu viaje! 

If you like it, Pin it! 📌

 
error: Content is protected !!