Saltar al contenido
Trazando Ruta

Milán en dos días

ver milán en dos días

Lo único que me llevó a conocer Milán fue un vuelo barato y una ruta de 5 días por el norte de Italia en pleno Enero (aunque para una escapada de semana santa una visita milanesa también te podría encajar). A Milán, sinceramente, no le daba más de 24 – 48 horas (más o menos, lo mismo que le daba a Hamburgo) pero, esto no quiere decir que no sea una ciudad que llegue a seducirte en este corto tiempo. Igual es que me habían hablado tan mal de ella que, después de recorrer Milán en dos días (o uno si juntamos todas las horas), pues ¡ni tan mal! Disfruté de sus calles, de sus rincones y monumentos, y odié sus precios pretenciosos.

Así pues, en esta guía de Milán, me he basado en lo que puedes ver en dos días para conocer la ciudad lombarda y así decidir, por tu propia experiencia, si visitar Milán vale la pena o no.

Cómo llegar del aeropuerto de Milán Malpensa a la ciudad

En tren

Desde el aeropuerto de Milán Malpensa hay dos líneas de tren que salen hacia la ciudad, una que te lleva a la Estación Central y, otra que te lleva a Plaza Cadorna. La compañía es Trenord – Malpensa Express y puedes consultar sus horarios en la web. El trayecto dura 1 hora y cuesta unos 13 €. (Lo cogí en mi viaje de ida a la ciudad)

En bus

Hay servicio de bus que también te lleva a la estación central (y sale dirección aeropuerto desde allí) y son varias las compañías que te ofrecen este servicio (Terravison, Autostradale, Malpensa shuttle) y salen cada 20 minutos. En la estación central, verás que fuera de la misma tienen sus paraditas de venta de tickets y captadores de turistas que van al aeropuerto. Es más barato que el tren, cuesta 8 €, y tarda aproximadamente 1 hora. (Lo cogí para mi trayecto de vuelta al aeropuerto).

Qué ver en Milán en dos días

Il Duomo

Elegante, majestuoso y bello, le rodean miles de turistas al año mientras él se impone como icono de esta ciudad lombarda.

Bajo el mandato de Giangaleazzo Visconti, el duomo empezó a construirse al 1387 y no se terminó hasta 5 siglos más tarde y siempre bajo el mandato operacional de “la fábrica”, una organización de trabajadores que dirigían todo el operativo e incluso, a día de hoy, se encargan de su restauración. Revestido de mármol rosado de Candoglia y llevado hasta Milán a través de los múltiples canales artificiales, el duomo, con su extravagante y cargada vestimenta, no deja indiferente a nadie que se acerque a conocerlo.

Puedes subir a su terraza por unas escaleras o, si pagas un poco más, por un ascensor. Andarás por un bosque petrificado de pináculos y estatuas que vigilan la ciudad con la Madonnina de oro en lo más alto y desde dónde podrás disfrutar de una vistas bien bonitas de la ciudad.

Si tu vista no te alcanza par ver la Madonnina, no te preocupes, dentro de la catedral encontrarás una réplica.

Il cenaccolo (La última cena de Da Vinci)

Si quieres ver esta obra maestra de Leonardo da Vinci de finales del siglo XV, tendrás que dirigirte al refectorio del convento de Santa Maria delle Grazie, su lugar original. La pintó en 4 años y, después de múltiples restauraciones, puedes ver su obra sólo si reservas tu entrada con bastante antelación, y más, si vas en temporada alta.

Si eres un amante de la literatura viajera y te gustan los libros de conspiración y misterio, te recomiendo que antes o durante tu visita a Milán, te leas “La cena secreta” de Javier Sierra. Si dudas si puede gustarte o no, léete mi reseña del libro.

Rebajas
La cena secreta (Verano 2017)
Javier Sierra - Editor: Booket - Tapa blanda: 384 páginas
6,60 EUR

Castello Sforzesco

ver Milán en dos días
Castillo Sfrozesco, Milán

Una fortaleza militar de ladrillo rojo sede de los Visconti y, posteriormente, de la dinastía Sforza, es otro de los lugares interesantes que ver en Milán en dos días.

Dentro alberga varios museos de arte que, si no son de tu interés, puedes simplemente entrar y pasear por sus patios. La entrada a éstos es gratuita.

Parco Sempione

Cuervos, estanques, árboles pelados, niebla y soledad son las primeras palabras que se me ocurren para describir el parque Sempione. Lo que tenía que parecer un jovial y verde parque, en Enero, parecía más bien un escenario sacado de una peli de terror (bueno, vale, he exagerado un poco).

No dudo de su belleza en otras estaciones del año y bien puede ser un lugar de recreo y ocio para los milaneses e incluso turistas pero, en Enero puede que no quieras pasar allí más de lo que tardas en cruzarlo para irte a otro lugar de la ciudad.

ver milán en dos días
Parque Sempione, Milán

Si te gustan las alturas y los miradores, hay una torre que por 5 € te brinda unas vistas de Milán desde sus 100 metros de altura.

Iglesia de San Mauricio

Lo que desde fuera parece una triste iglesia de cemento gris, por dentro aguarda una de las mejores joyas de Milán. No sé si fueron sus adornos, sus pinturas y frescos, su ambiente…pero me cautivó el contraste entre el sencillo exterior y el decorado interior. Sin lugar a duda, para ver Milán en dos días, esta iglesia del siglo XVI no te la puedes perder.

Basílica de San Ambrosio

La basílica que lleva el nombre del santo patrón de Milán y, de hecho, es donde éste se halla enterrado, data del 379 y presume de ser una de las más antiguas de la ciudad.

ver milán en dos días
Cuadripórtico basílica de San Ambrosio, Milán

Construida a base de ladrillo rojo, la mejor vista de la basílica es la que te ofrece el cuadripórtico.

Basílica de Santa Maria delle Grazie

Otra de las más bonitas de la ciudad de Milán, y no porqué en su refectorio esté “Il cenacolo”, es la basílica de Santa Maria delle Grazie. Detallada y meticulosamente decorada, se construyó al siglo XV y desde 1980 está catalogada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

ver Milán en dos días
Claustro Santa Maria delle Grazie, Milán

Francisco Sforza mandó construir la iglesia y el convento de las dominicas y, años más tarde, en reinados de “El moro” se consolidó como sepultura de la dinastía Sforza, después de la muerte de su esposa, Beatriz de Este.

Navigli

El vibrante barrio de Navigli se encuentra al sur de la ciudad y es un lugar ideal para escaparte a tomar el clásico aperitivo milanés, empezar la mañana desayunando en alguna cafetería cuqui o terminar el día con una buena cena.

ver milán en dos días, navigli
Navigli, el barrio de los canales de Milán.

Como su nombre indica y tal como has podido leer cuando hablaba de el duomo, el barrio de Navigli se caracteriza por tener canales de agua artificiales que, en su día, abastecían y comunicaban la ciudad de Milán. Su diseño del siglo XII era tan pésimo que no fue hasta que apareció da Vinci y realizó una notable mejoría, que los canales pasaron a ser realmente importantes para la ciudad de Milán. Ovbiamente, al avance de los siglos, las formas de comunicación mejoraron y los canales cayeron en desuso. Así pues, la mayoría los taparon y ahora, paseando por el barrio, sólo puedes ver los canales principales pero, sin duda, es una de las cosas que añadiría para ver a Milán en dos días.

Galería Vittorio Emmanuele II

Compras, lujo, moda y un diseño arquitectónico famoso y reconocible a leguas, es lo que te vas a encontrar con la galería Vittorio Emmanuele II. Con una bóveda de vidrio que sustituye el cielo de una calle abierta, esta zona comercial comunica dos de los principales destinos de la ciudad: la plaza del duomo y el teatro La Scala.

ver milán en dos días
Galería Vittorio Emanuele, Milán

Barrio de Brera

Entre la galería Vittorio Emmanuele y el castillo Sforzesco, se halla un barrio adoquinado, menos bullicioso aunque igualmente vibrante, lleno de artistas bohemios que emanan arte y en las que podrás encontrar pequeñas tiendas y galerías. En cierta (que no total) manera recuerda un poco al barrio de Schnoor de Bremen, pero sin las fotogénicas casitas alemanas.

ver milán en dos días
Patio escondido en el barrio de Brera, Milán

Si en tu ruta por Milán tienes pensado visitar el duomo y el castillo, el barrio de Brera casi te viene de paso, por lo que es un añadido en tu recorrido para ver Milán en dos días.

Dónde dormir en Milán

Para nada es una ciudad barata en cuánto alojamiento se refiere pero, como ciudad cosmopolita que es, opciones y variedad no te van a faltar.

Durante mis 5 días en Milán, ya que la establecí como campamento base para visitar el norte de Italia, me alojé en un hostel con habitación compartida relativamente cerca de la estación de tren.

Alojamiento en Milán
Koala Hostel en Agoda

Koala Hostel en Booking

Koala Hostel en Hostelworld

O bien puedes utilizar un metabuscador de hostels u hoteles como HotelsCombined, y te encuentra los mejores precios directamente.

En esta ocasión, el mejor precio me lo dio Agoda, pero siempre compara distintas webs antes de formalizar tu reserva.

Como en todos los lugares, cuánto más te alejes del centro histórico, más barato te va a salir el alojamiento. ¡Ah! y recuerda que puedes usar los descuentos viajeros de la web y ahorrarte unos euros.

descuentos viajeros

DESCUENTOS

 Empieza a planificar tu ruta con alguna de las guías propuestas. 

If you like it, Pin it 📌

milán en dos días
 ¿Quieres convertirte en un experto viajero? 
 Suscríbete y recibe GRATIS 

la Travel checklist de Trazando ruta + 2 pdf más con múltiples consejos para empezar tu sueño viajero!

Invalid email address

error: Content is protected !!